miércoles, 26 de junio de 2013

V Curso 2012-13: Magdalena Álvarez, la presentación

Román Orozco muestra la foto de la reunión anual del FMI

La presentación

Una mujer de coraje en 
un mundo de hombres



Magdalena Álvarez ha sido la primera mujer en ocupar una Consejería de Economía en España y la primera mujer ministra de Fomento. Hoy es vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones




Por Román Orozco 

Buenas noches. Gracias a todos ustedes por su asistencia. Gracias a nuestros patrocinadores, Unicaja, Diputación de Ciudad Real, Cadena SER. Gracias también al Castillo de Pilas Bonas, sede de nuestra Escuela desde el pasado año.

Miren esta foto. No se pueden contar bien, pero más o menos hay unas 110 personas. Solo hay seis mujeres. Es la reunión del pasado mes de octubre de la reunión anual del Fondo Monetario Internacional (FMI). El gobierno financiero del mundo.

En un ambiente como ese, un mundo de corbatas, un mundo de hombres, se ha desarrollado la vida de nuestra invitada de esta noche.

Quería comenzar su presentación de esta manera para que puedan valorar en su justa medida la carrera profesional de Magdalena Álvarez.

Para llegar ahí, al centro de la foto, al lugar que ahora ocupa, vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones (BEI), ha recorrido un largo camino. Un camino duro desde el primer momento.

Huérfana y estudiante brillante

Muy joven, solo con 16 años, quedó huérfana de padre y madre. Tuvo que vivir sola en Málaga. Terminó el bachillerato con notas extraordinarias. “Una media de cuatro matriculas de honor y el resto sobresalientes”, me contó con orgullo en una de las muchas entrevistas que le he hecho en los últimos años.

Recuerdo una frase que me dijo rememorando aquellos días:

- Supe que tenía que valerme por mí misma. Esa fue la primera lección que aprendí.

Al finalizar el bachillerato, se marcha a Madrid. Estudia Ciencias Económicas, gracias a una beca y a que da clases particulares. Termina la licenciatura a los 23 años y a los 27 aprueba la oposición a Inspectora de Finanzas del Estado. “A la primera”, dice con orgullo.

No les voy a detallar su exitosa carrera dentro del Ministerio de Hacienda, donde termina como Directora del Departamento de Inspección Financiera y Tributaria (1993-94). Magdalena se convirtió en una experta en temas fiscales y de financiación autonómica.

Esos años formó parte de diversos consejos de administración: ICO, INI, Banco Exterior de España, Aviaco.

El salto a la política

El entonces presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, la nombró Consejera de Economía y Hacienda en agosto de 1994, cargo que ocupó durante 10 años. Unos años duros en los que hubo de todo: alegría y problemas.

Mantuvo duras negociaciones con el Gobierno del PP en Madrid, con Mariano Rajoy de ministro de Administraciones Territoriales.

Dura fue también su batalla para modernizar las Cajas de Ahorro de la Comunidad andaluza y su intento de hacer una sola caja de las seis que había. Hoy solo queda una, precisamente la que nos patrocina, Unicaja. Las demás han sido absorbidas en el proceso de desmantelamiento de las cajas.

Dura fue su lucha frente a los jerifaltes de Cajasur. Ella denunció las irregularidades que se estaban cometiendo en la caja cordobesa, al frente de la que estaba un cura, Miguel Castillejo, aquel que se hizo una poliza de 400 millones de pesetas, y que terminó refugiándose en los brazos del vicepresidente del gobierno del PP, Rodrigo Rato para huir del control de la Junta de Andalucía.

Hoy, Cajasur no existe y Rato, ¡pues que les voy a contar!: después de la espantá que dio al frente del FMI, dejó Bankia casi en la ruina.

Ministra con Zapatero

En 2004, fue fichada por el entonces candidato socialista a la presidencia, José Luis Rodriguez Zapatero para que formara parte de su comité asesor de campaña. Tras su victoria electoral, fue nombrada Ministra de Fomento.

Seguía así Magdalena sumergida en un mundo de hombres rudos, de constructores, de promotores, de grandes contratistas… No les voy a contar las muchas cosas que hizo al frente de ese ministerio que heredó de Álvarez Cascos. Solo recordaré algunas: renovó las comunicaciones, mejoró y amplió la red de autovías, y ahí tienen el paso de Despeñaperros, impulsó el AVE, los aeropuertos, la T-4, el aeropuerto de Barcelona, etcétera.

En menos de veinte años, Magdalena había sido la primera mujer en España en ocupar una Consejería de Economía y Hacienda. Fue también la primera mujer ministra de Fomento. En 2009 dejó el ministerio y fue elegida eurodiputada. Un año después fue nombrada vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones (BEI), donde sigue en la actualidad.

En resumen, Magdalena ha escalado hasta la cumbre, con brillantez, el mundo de las altas finanzas y las grandes obras públicas, que parecía un coto cerrado para la mujer.

Un día me dijo hablando de estos temas:

- Las mujeres nos movemos en un mundo de hombres y muchas veces tenemos que adoptar las claves de los hombres para desenvolvernos en ese mundo y cambiarlo.

Ese es el camino: meterte en el mundo de hombres, cambiarlo y convertirlo en un mundo de mujeres y hombres.

Esa es la mujer que está hoy aquí con nosotros. Una mujer de coraje que ha triunfado en un mundo que muchos creían reservado a los hombres.

Enlaces

No hay comentarios:

Publicar un comentario