18 mar. 2018

Curso 2017-2018: Diálogo entre Paula Ortiz y María Guerra

El director de la Escuela de Ciudadanos Román Orozco presentó a la cineasta Paula Ortiz y a la periodista María Guerra.
La directora Paula Ortíz y la periodista María Guerra enarbolan la bandera de la igualdad en la Escuela de la Ciudadanos

"El lado femenino, que representa la mitad de la población, está todavía por contar en su gran mayoría", afirmó la directora de "La Novia"

"El mercado y la industria del cine es muy salvaje, cruel y sobreexigente con las mujeres", añadió Ortíz

"En sus 90 años de historia, solo ha habido una mujer que ganara el Oscar a la mejor dirección, Katheryn Biguelow, por `En tierra hostil´, una película de guerra"


La crónica

Noemí Velasco (*) 

La directora de cine Paula Ortiz y la periodista María Guerra hablaron sobre las profundas brechas de género que existen en el mundo del cine entre vivencias personales sobre los obstáculos que han sufrido a lo largo de sus vidas por ser mujeres. 

La directora de ‘La novia’ denunció los “techos de cristal” que todavía alejan a las mujeres de los puestos de dirección en la producción audiovisual y la “desconfianza cultural” que existe a la hora de dirigir grandes producciones.

Curso 2017-2018: Dialogo entre Paula Ortiz y María Guerra

María Guerra y Paula Ortíz, con los concejalas Isabel Díaz-Benito (izquierda) y Silvia Cebrían
Paula Ortiz denuncia que a las dificultades propias de dirigir una película se suman las de ser mujer

La directora de “La novia” acudió a la gala de los Premios Goya de 2016, para los que contaba con 12 nominaciones, con un embarazo de ocho meses

María Guerra defendió el trabajo de la mujer fuera de casa y ganar dinero, la mejor forma de ser libre e independiente

El álbum

EC. Fotos: José Antonio Romero y Pilar Román 



La periodista María Guerra recordó en el encuentro con la directora de cine Paula Ortiz, al hablar sobre las dificultades con que se encuentra una mujer en ese mundo de hombres, que la cineasta acudió a la gala de los Premios Goya de 2016 con un embarazo de ocho meses, que lucía orgullosa.

Ortiz añadió que unos veinte días después del nacimiento de su bebé tuvo que rodar un spot publicitario que había sido atrasado varias veces a causa de su embarazo. La cineasta comentó que a las dificultades propias de dirigir una película se suman las de ser mujer.