sábado, 20 de octubre de 2012

Temas a debate: La calidad de la democracia

Diputados sin sueldo,
una decisión polémica
Nuevo debate de la Escuela de Ciudadanos al que están invitados todos los que deseen expresar su opinión


E.C.
La presidenta de Castilla la Mancha, María Dolores de Cospedal, ha decidido que los diputados del Parlamento no cobren sueldo alguno, sino dietas. Además, pretende reducir en el futuro inmediato el número de diputados. 
La polémica decisión, que entrará en vigor a partir del próximo año, ha sembrado el desconcierto entre la clase política, los expertos constitucionalistas y ha sido rechazada por importantes personalidades de su propio partido
La Escuela de Ciudadanos, fiel a su propósito de proponer debates que mejoren la calidad de nuestra democracia, abre este capítulo sobre si los diputados de un Parlamento, sea regional o nacional, deben percibir un salario que les permita no depender económicamente de terceras personas, instituciones o empresas que cercenen su libertad.
Ofrecemos en primer lugar el punto de vista de Pedro María Castellanos, responsable de Organización del Comité Mancha Sur de UPyD, al tiempo que invitamos al resto de partidos políticos de Manzanares y su entorno, y cualquier ciudadano que lo desee, a participar con sus artículos y comentarios en este debate.
Acompañan a este artículo varios enlaces a informaciones sobre el asunto, aparecidas en El País, que arrojan luz sobre este asunto.
--0--

María Dolores de Cospedal, en la tribuna del Parlamento regional.

Dolores de(magoga) Cospedal

La decisión de la presidenta de Castilla La Mancha de eliminar el sueldo a los diputados raya en el despotismo.
Por cierto, un despotismo muy poco ilustrado, al consolidar una élite dedicada a la política
UPyD propone medidas dirigidas a la regeneración
democrática que devuelvan el control de la política
y de sus representantes a los ciudadanos


Por Pedro María Castellanos (*)
Hace más o menos unos tres meses, desde el Gobierno regional, consultaron a Izquierda Unida (IU) y a Unión Progreso y Democracia (UPyD) sobre el aumento del número de escaños (cuatro), pasando a 53.