sábado, 28 de julio de 2012

Temas a debate: Las televisiones públicas

¿Lujo o necesidad? 

En Manzanares, el Ayuntamiento (PP) ha cerrado los medios públicos y ha firmado un convenio con una televisión privada. ¿Gestión económica o control informativo?

Un medio público no es un gabinete de prensa, es un medio de comunicación y, como tal, debe cumplir con los más elementales principios. 

La privatización no deja de ser una herramienta más de control bajo el pretexto de la gestión.



Por Juanjo Díaz-Portales (*)

La crisis ha abierto el debate de la privatización o cierre de las televisiones públicas. El Gobierno de Rajoy ha aprobado los cambios legislativos que permiten privatizarlas. Algunos “gurús” de la Economía piden abiertamente la privatización o el cierre de los medios de comunicación públicos, mientras que los profesionales del mundo del periodismo y la comunicación hablan de la necesidad de éstos, dentro de unas reglas del juego marcadas por los profesionales y no por los políticos. La transformación experimentada en ese sentido por RTVE en la era Zapatero, reconocida desde todos los ámbitos y por la propia audiencia, es buen ejemplo de ello, aunque los últimos cambios apuntan en la dirección contraria.

Con el grupo RTVE a nivel nacional, con 13 televisiones autonómicas públicas y con un inestable censo de televisiones municipales por todo el país, la crisis económica ha encendido las alarmas. ¿Estamos ante una necesidad, un lujo o un capricho de control político?