domingo, 8 de septiembre de 2013

El problema de la corrupción

María Dolores (... todo es mentira
de Cospedal y el caos del PP

La responsabilidad política del caso Bárcenas la tienen que asumir los responsables políticos del PP, independientemente del curso que lleven las actuaciones judiciales

El cobro de 200.000 euros que, según Cospedal, eran para gastos de precampaña electoral, pero no fueron reflejados en la contabilidad del partido, demuestra que el PP ha hecho trampas electorales

El caso Bárcenas es la única preocupación del Gobierno y del PP. Lo demás puede esperar: los parados, los pensionistas, los dependientes, las listas de espera, las becas, los investigadores, los autónomos, los empresarios sin financiación…


Por Julian Nieva (*)

Lo que está pasando en nuestro país con el llamado caso Bárcenas -a pesar del empeño del Gobierno para que este asunto se quede, única y exclusivamente, en el ámbito judicial-, no puede aceptarse. Por el bien de la democracia, los máximos responsables políticos del Partido Popular (PP) tienen la obligación de asumir su responsabilidad.

¿Cómo es posible que Bárcenas, siendo tesorero del PP, acumulase una fortuna de más de 50 millones de euros, que se sepa, y los principales dirigentes de este partido no se enterasen de nada? Según María Dolores (… todo es mentira) de Cospedal, Bárcenas era una ejemplo de honradez y eficacia profesional.