sábado, 25 de abril de 2015

VII Curso 2014-2015: Miguel Lorente

Aspecto del salón del Castillo de Pilas Bonas

El álbum

Unas 200 personas escucharon a Miguel Lorente hablar sobre el machismo

E.C., Fotos José Antonio Romero y Pilar Román

Unas 200 personas asistieron a la conferencia que pronunció el exdelegado del Gobierno para la Violencia de Género Miguel Lorente dentro del VII Curso de la Escuela de Ciudadanos. El acto tuvo lugar en el Castillo de Pilas Bonas, de Manzanares.

El profesor de Medicina Legal de la Universidad de Granada disertó sobre “el machismo y las trampas de la cultura”, un tema que desarrolló a lo largo de más de hora y media, acompañándose de proyecciones con cuadros, graficos y noticias de prensa.

VII Curso 2014-2015: Miguel Lorente

Aspecto del salón del Castillo de Pilas Bonas
Miguel Lorente: “Invertir para invertir” la cultura machista

El exdelegado del Gobierno para la Violencia de Género habló en el VII Curso de la Escuela de Ciudadanos de las trampas de nuestra cultura para perpetuar la desigualdad y la situación de poder del hombre.

“Las mujeres buscan hombres que no existen y los hombres buscan mujeres que ya han dejado de existir”

“La gran trampa es tomar como modelo de éxito el del hombre”

“Quien está en una posición de poder no evita el conflicto, lo alimenta”

La crónica


E.C. Fotos: José Antonio Romero y Pilar Román

La necesidad de invertir la situación de desigualdad que la cultura machista se encarga de perpetuar centró la ponencia de Miguel Lorente, exdelegado del Gobierno para la Violencia de Género, en el VII Curso de la Escuela de Ciudadanos de Manzanares, donde apostó por una educación crítica y por el compromiso personal como herramientas fundamentales para conseguirlo. Hay que “invertir para invertir la situación”, afirmó ante las doscientas personas que se dieron cita en el Castillo de Pilas Bonas.


En una brillante conferencia apoyada en anécdotas, datos y numerosos recortes de prensa proyectados en una pantalla, Miguel Lorente Acosta logró remover conciencias, sobre todo del público masculino, respecto a la situación de desigualdad que existe en nuestra sociedad y con la que no se acaba por la propia dinámica de la cultura machista dominante. “El hombre de hoy es diferente al de hace cincuenta años, pero puede seguir ejerciendo su posición de dominio en la pareja”, explicó como ejemplo.