viernes, 1 de agosto de 2014

La calidad de la democracia

No es una reforma, es ingeniería electoral

La nueva ley electoral aprobada por la presidenta Cospedal en CLM es un pucherazo que solo responde a los intereses del PP

Lo hace por ahorrar, afirma la presidenta, pero solo en 77 altos cargos gasta más de 3,25 millones de euros anuales

A pesar de las trampas, no le resultará tan fácil sortear el rechazo de la calle en las urnas

--0--

Publicamos un nuevo artículo sobre la reforma electoral aprobada en Castilla-La Mancha, a la medida del PP. 
Ya hemos publicado un artículo de Miguel Ramirez (IU). 
Hoy escribe la diputada por el PSOE Beatriz Labían.

--0--
(*) Por Beatriz Labian

Es inmoral reformar la ley electoral de manera unilateral, con una mayoría mínima de un diputado de diferencia y con las encuestas en la mano. Esto tiene un nombre y no es democracia, se llama pucherazo electoral. Porque sólo responde a los intereses electoralistas del partido de gobierno y porque está diseñado con premeditación, alevosía y más pena que gloria, que diría un poeta.

Porque Cospedal presume de ser austera y gastar menos en políticos, aunque esto solo sea un eslogan electoral, como el manido ¿BUSCAS EMPLEO? VOTA PP. Porque no se puede ahorrar en lo que ya no se gasta. Los diputados de Castilla-La Mancha (CLM) no cobran desde que se les despojó de la dedicación exclusiva. Sin embargo sólo la Presidenta y la Consejería de Presidencia, con 77 altos cargos, gasta más de 3,25 millones de euros anuales, mientras que el 'ahorro' que supone la reforma de la Ley electoral no llega a los 500 mil euros.