viernes, 16 de noviembre de 2012

Temas a debate: La calidad de la democracia

Cospedal elimina el sueldo de los diputados de Castilla-La Mancha


El presidente del LIM, Juan Rodríguez Rubio, partidario de una reforma constitucional para eliminar la actual estructura autonómica


E.C.
Continuamos con nuestro debate sobre la eliminación del sueldo de los diputados aprobada por las Cortes de Castilla-La Mancha, a propuesta del Gobierno que preside María Dolores de Cospedal, presidenta también del PP regional. Una medida polémica, que es rechaza incluso por altos dirigentes del PP.
En esta ocasión aportamos el punto de vista de Juan Rodriguez Rubiopresidente del partido Liberales Independientes de Manzanares (LIM), una agrupación implantada en el pueblo donde tiene su sede la Escuela de Ciudadanos.
Invitamos al resto de partidos, asociaciones de todo tipo y ciudadanos en general, a sumarse a este debate. Un debate en el que ya han participado representantes del PSOE y UPyD.
--0--

El LIM propone la eliminación de todas las comunidades autónomas

"Los diputados regionales de a pie perciben 13.000 € anuales en concepto de indemnización, más un sueldo de 37.000 € al año. O sea, un total de 50.000 €"
"No queremos diputados que sólo saben vivir a lo grande a costa de los demás"
"Lo que hace falta es un buen sistema sanitario y educativo que nos ayude a recuperar la salud cuando la perdemos y una buena formación a las nuevas generaciones"

Por Juan Rodríguez Rubio (*)

Nuestro partido político, Liberales e Independientes por Manzanares (LIM), desde su fundación, es una formación que limita su ámbito de acción a los asuntos referidos a nuestra localidad.

Pero teniendo en cuenta la invitación de Román Orozco, director de la Escuela de Ciudadanos, a participar en el debate sobre la reforma del Reglamento de la cámara de las Cortes regionales que implica la retirada de los sueldos de los diputados, nos pronunciaremos al respecto.


En primer lugar, nos gustaría destacar que los diputados regionales, tanto del Partido Popular (PP), como del Partido Socialista (PSOE), en la actualidad perciben 13.000 € anuales en concepto de indemnización, más un sueldo de 37.000 € al año. O sea, un total de 50.000 €.
La cantidad es mayor si presiden una Comisión (44.000 €, más los 13.000 de la indemnización) o presiden la Mesa o la Junta de Portavoces, en cuyo caso su sueldo es de 56.000 € más los 13.000 € de la indemnización.
Solo se representan a ellos mismos
Y total, ¿para qué? ¿Para qué quiere el ciudadano de a pie pagar impuestos para que estos señores y señoras que dicen que nos representan, pero que en realidad sólo se representan a ellos mismos, cobren esos sueldos que muy pocos trabajadores (por no decir ninguno) cobran en la región?
Nosotros no queremos diputados que sólo saben vivir a lo grande a costa de los demás.
No queremos saber nada de unos diputados socialistas que dejaron a una Comunidad Autónoma pobre como la nuestra con una deuda de 10.000 millones de euros y que nadie sabe cuándo se va a devolver.
Tampoco queremos saber nada de un Partido Popular que, por poner un ejemplo, y tal como apunta UPyD, tiene en la Junta 80 asesores nombrados a dedo que nos cuestan otro ojo de la cara.
Una buena sanidad y educación
Lo que le hace falta a la sociedad es un buen sistema sanitario que nos ayude a recuperar la salud cuando la perdemos.
Lo que necesita el vecino de a pie, el “machaca” machacado a impuestos es un buen sistema educativo que sea capaz de dar a las generaciones futuras una mínima formación y unos mínimos valores.
Para eso es para lo que muchísima gente estaría dispuesta a pagar impuestos. Pero nadie quiere pagar para mantener a una “casta” de parásitos que se alternan en el poder acordándose de los ciudadanos una vez cada cuatro años.
Un debate estéril
Desde nuestro modesto partido político, la cuestión está totalmente clara, tratándose éste de un debate un tanto estéril.
Pensamos que lo se debería conseguir es una reforma constitucional de tal calado que consiguiera hacer desaparecer de una vez para siempre la actual estructura autonómica, empezando por las autonomías mal denominadas “históricas”, a saber, Cataluña y las Provincias Vascongadas, que es el mayor problema al que se está enfrentando la economía de nuestro país.
O sea, que no se trata de que los diputados regionales del PP o del PSOE cobren más o menos, es que ni siquiera deberían de existir, ni los castellano-manchegos, ni los catalanes, ni los vascos, ni los madrileños, ni ninguno.
Porque el tiempo nos ha demostrado que para lo único que ha servido el Estado de las Autonomías es para convertir a las estructuras administrativas regionales en nidos de recolocados de los dos grandes partidos y en la mayor fuente de despilfarro de recursos y de dinero expoliado a través de los impuestos que jamás nadie haya podido imaginar.



 
(*) Juan Rodríguez Rubio es presidente de Liberales Independientes por Manzanares (LIM)

9 comentarios:

  1. Vaya hipocresia. Juan ¿porque cuando estabas en el PP no hiciste una rueda de prensa para decir esto? Otra pregunta ¿cobraste o renunciaste a los 150 euros que percibiste de cada Pleno Municipal en la pasada legislatura? No eres el idóneo para dar lecciones. Es triste comprobar como sois un partido a la derecha del PP. Muy triste.

    ResponderEliminar
  2. Victoria Pozas Escabias17 de noviembre de 2012, 16:43

    Me sorprende, aunque cada vez menos, que un partido político enarbole un discurso "anti político". Me parece un discurso cargado de demagogia, aunque últimamente a mucha gente le pueda convencer este tipo de argumentos, normal en tiempos de crisis. Es peligroso alimentar las bajas pasiones y denostar la política. En cuanto a las autonomías, aunque sí creo que en algunos aspectos se han sobredimensionado y se dan situaciones absurdas, creo que la autonomía para Castilla-La Mancha ha sido altamente beneficiosa, igual que para otras regiones históricamente deprimidas y olvidadas. La autonomía es algo más que asesores y diputados regionales. La autonomía ha significado también dar un salto cuantitativo y cualitativo en sanidad, educación, infraestructuras, etc., por apuntar algunas de las materias que preocupan al sr. Rodríguez. De todas formas, sí que es cierto que los partidos deben repensar ciertas maneras de hacer política y no parecer una "casta" alejada de las preocupaciones del ciudadano medio. Gracias Román por esta iniciativa de dar la voz a todos los que quieran participar y conocer otros puntos de vista.
    Victoria Pozas Escabias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que decir tambien que ese salto cualitativo ha tenido un coste de tal magnitud que nos ha llevado a la actual situación de deficit en lo económico y de desigualdad entre españoles(curiosamente la anómala izquierda española defiende esas desigualdades) La pregunta verdadera es si la mejora en sanidad y educación no se habría realizado más economicamente desde la administración central y sin establecer diferencias entre ciudadanos por la mera circunstancia de vivir en territorios distintos.Coincido en lo de casta creada por los señores feudales autonómicos. El problema político es que la izquierda es complice de la creación de desigualdades por los nacionalistas. Ese problema de izquierda no homologable a la europea hace dificil solución los graves problemas enquistados.Ciudadanos somos por nuestra condición de españoles y no debemos permitir ser subditos de señores feudales autonómicos.Por supuesto el PP está comodísimo con el señorio feudal ,lo triste es la izquierda.

      Eliminar
    2. Parece, a la vista de este comentario, que la derecha no hubiera gobernado nunca en España, cuando por ejemplo, las competencias de Sanidad las transfirió Aznar. El problema del modelo autonomico ha sido el vértigo, no se han atrevido a avanzar de verdad hacia un modelo federal, y han preferido este hibrido, porque favorece el clientelismo político y otorga un papel de arbitro a la derecha nacionalista de PNV y CiU, que también le han venido a PSOE y PP en estos 30 años. El PP ha sido el apoyo de Artur Mas en Cataluña, permitiendo los recortes en sanidad, educación, el euro por receta, etc..., y Mas le ha dado apoyo político al PP en el resto de recortes, reforma laboral, etc...

      La quiebra del Estado Autonomico tiene muchos padres; modelo de financiación insuficiente para comunidades pobres, descapitalización del Estado por las reformas fiscales, falta de control del Tribunal de Cuentas del Estado y de los cuerpos de Interventores, que han permitido la proliferación de fundaciones, privatizaciones, etc..., en condiciones de saqueo de lo público, todo un aparato de corrupción amparado desde las mas latas instituciones del Estado, porque así todos tienen un chivo expiatorio hacia el que cargar culpas, el Gobierno Central que culpa a CCAA y Aytos. del agujero economico, y éstos al Estado por hacerlos paganos de una crisis que no han generado ellos, pero lo peor de todo, una factura que nos quieren hacer pagar al conjunto de la ciudadanía, con recortes, y con la claudicación del Estado ante los banqueros.

      Todo ello ha sido posible por que la ciudadanía ha estado ausente, ha dejado hacer, cuando no jaleado a toda esta panda de mangantes.

      Eliminar
    3. Doy por supuesto que la derecha es complice y que su forma de ver las cosas es entender que no todos somos iguales sino que hay personas de familia bien y otras no.Mi experiencia de vida me lo ha demostrado aunque muchos de derechas se indignen cuando lo dices, pero es uqe lisamente es la verdad.
      Dicho esto, ese es el motivo de centrarme en la izquierda y en su claudicante postura ante los nacionalismos que predican y ejercen la desigualdad entre los ciudadanos.Concepto de ciudadano que aprendi de la Revolución francesa y que veo que choca frontalmente con los nacionalismos y la defensa de sus privilegios.

      Eliminar
  3. dices "El problema político es que la izquierda es complice de la creación de desigualdades por los nacionalistas" pero la derecha tb ( no olvidemos a aquel que hablaba catalán en la intimidad). Otro ejemplo es que entre pp,psoe e iu junto a los nacioalistas han permitdo que gente de ETA se siente en las instituciones. Hay que buscar alternativas políticas que no sean cómplices de los nacionalismos, hasta el punto de haber ido al parlamento vasco a decir NO al concierto vasco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues parece que apuntas a UPyD.¿me equivoco?. Que conste que me parece un partido que se cuestiona con mucho acierto en lo uqe se ha decantado España. Cada vez pienso más en la historia de este pais para poder entender a lo que hemos llegado e intuyo que UPyD está en la misma onda. No se lo he oido decir, pero si reflexionas lo llevan en su codigo genético.El tema es de tal importancia uqe posiblemente no estaría mal una charla-encuentro sobre ello.

      Eliminar
    2. No me refiero a ningún partido en concreto; UPyD es uno de ellos, pero hay más. Los hay de izquierda y de derecha. Cada cual que vote con arreglo a su pensamiento. También se puede votar en blanco, mucha gente lo olvida, y tiene su significado: "quiero participar en la democracia, pero esta vez no me gusta ninguna de las opciones". Es distinto de no votar que se suele entender como que no está interesado en la democracia; que también es legítimo aunque a mí me gusta menos.
      Hay varios comportamientos que yo creo que hay que evitar: como el de votar a la contra (voto al PP para que no entren los rojos, o al PSOE para que no entren los fachas), o el fantasma del voto útil (votaría a tal partido que me gusta, pero como sé que no va a ganar...).
      Creo que si votáramos de acuerdo con nuestro pensamiento olvidando el seguidismo incondicional, la propaganda superficial, la simpatía, el aspecto físico, el interés personal o de grupo etc., se rompería el bipartidismo; pero eso implica pensar, y eso no está de moda. Lástima.

      Eliminar
  4. Estamos perdiendo la batalla de la información. Es cierto que nuestros líderes políticos no están dando la talla, pero no todos son corruptos. śi pudiera medirse la calidad media de los ciudadanos españoles y compararse con la de nuestros políticos no sé quién daría más nivel; además somos nosotros quienes los elegimos. Si nos dicen la verdad, no los votamos; si nos prometen maravillas irrealizables les damos nuestra confianza: alguna responsabilidad tendremos.
    No es cierto que la crisis se halla producido por el exceso de gasto público, al menos comparando con nuestros socios de Europa. Es cierto que era manifiestamente mejorable. Pero cuando llegó la crisis el Estado español tenía superabit. Y la deuda actual se debe a la disminución de los ingresos por la menor actividad económica y a la gran cantidad de dinero público que se desvió hacia la banca y grandes inversores especulativos, que continúa.Por tanto es la crisis la que ha producido la deuda, y no al revés.
    El gran fallo de nuestros dirigentes políticos es que se han rendido al poder económico y gobiernan para ellos en lugar de para el pueblo; unos por convicción y otros por incapacidad para revelarse. Hay partidos minoritarios que nos vienen advirtiendo desde hace mucho tiempo de lo que hoy tenemos y no les hacemos caso por que son minoritarios. Y no vale poner como excusa que el sistema electoral favorece a los partidos más votados; vale, es verdad. Pero el sistema no dice cuales tienen que ser los más votados; eso lo decidimos nosotros.
    Si generalizamos la crítica a los políticos de manera indiscriminada terminaremos pensando que la política es mala. Ya hay gente que dice que no necesitamos políticos, no es verdad. Pero si los elegimos y luego los desprestigiamos ¿de dónde van a sacar la fuerza para oponerse al chantage del poder económico. Es como si llamamos a los bomberos para que apaguen un fuego y cuando llegan los abucheamos y les tiramos piedras. No creo que así apaguen mejor el fuego.Si hay que contratar a otros bomberos hagamoslo, pero no podemos aspirar a vivir sin bomberos.
    Lo de retirar el sueldo a los políticos lo veo en la dirección de lo antedicho; es absurdo. Pero si somos un pueblo de borregos es natural que nos representen borregos.
    No es el momento de extenderse más. Gracias, Román, por tu iniciativa de formar ciudadanos. Ojalá que tengas muchísimo éxito, no sólo porque te lo mereces, sino por la cuenta que nos tiene a todos.

    ResponderEliminar