martes, 28 de agosto de 2012

Libros para una crisis

La poesía y el diálogo en
la crisis española

El poeta y miembro de la Escuela de Ciudadanos Luis García Montero captura en su último libro, Una forma de resistencia, el estado de ánimo de España en su crisis más profunda desde el retorno a la democracia
Lo peor para España sería el vocabulario callado, el silencio ante los debates, las discusiones y la lucha para entender la crisis actual y cómo solucionarla.


Portada del libro de Luis García Montero.
Editorial Alfaguara, 224 páginas.
E.C.
Iniciamos con este interesante análisis del último libro del catedrático de y poeta Luis García Montero una serie de artículos sobre libros de todo tipo que ayudan a comprender un poco mejor la crisis económica y de valores que sufren el mundo y de manera muy especial Europa y España.
La autora de este texto, Katie King, es una prestigiosa periodista y escritora estadounidense, residente en Londres, que estudió en la Universidad de Sevilla y ha viajado con frecuencia a España. Conoce bien la obra literaria de García Montero y ha traducido al inglés algunos de sus poemas.



García Montero (Granada, 1958) es poeta y Catedrático de Literatura Española en la Universidad de Granada. Es autor de once poemarios y varios libros de ensayo. Entre otros muchos premios y galardones, ha recibido el Premio Adonáis en 1982 por El jardín extranjero, el Premio Loewe en 1993 y el Premio Nacional de Literatura en 1994 por Habitaciones separadas. En 2003, con La intimidad de la serpiente, fue merecedor del Premio Nacional de la Crítica.
García Montero fue uno de los conferenciantes del I Curso de la Escuela de Ciudadanos, por lo que fue nombrado Miembro de Honor.

“Los banqueros cuentan sus beneficios, los políticos sus votos, los poetas sus cosas", dice el poeta en el prólogo
Por Katie King (*)
Al despertarse una mañana tras un sueño intranquilo, Luís García Montero se vio transformado en una copa de cristal. Está inmóvil, atrapado, es un objeto de burla por la vajilla que lo rodea en la mesa, el último de su especie (la última pieza del juego de cristal de sus abuelos). Su esposa no lo reconoce y lo coloca en el lavavajillas con otros platos sucios.

Al igual que el personaje de Gregor Samsa, de Kafka, en el clásico La metamorfosis, el personaje de Luís García Montero se transforma durante la noche y se sumerge en un mundo de alienación y extravío. Ya no es una persona. Ha perdido para siempre su conexión con la historia, la comunidad, los valores y el diálogo. Es una cosa olvidada. Es España.
Banqueros, votos y poetas
 “Los banqueros cuentan sus beneficios, los políticos sus votos, los poetas sus cosas… Las cosas son vigilantes del recuerdo”, dice el poeta Luis García Montero en la introducción a este hermoso volumen de poesía en prosa titulado Una forma de resistencia, razones para no tirar las cosas. En él, García Montero captura el estado de ánimo de España en su crisis más profunda desde el retorno a la democracia. España también se ha visto transformada y sumergida, de repente, en la deuda, el desempleo y la incertidumbre política.
Casi el 25% de los españoles están hoy en paro, la tasa más alta desde los años de la dictadura de Franco. Un plan de austeridad del Gobierno no parece estar ayudando a la recuperación económica y, al contrario, aumenta el sufrimiento de muchos ciudadanos que están perdiendo los beneficios del Estado de bienestar que disfrutaban hasta ahora.
Lorca, Serrat, García Montero
Hay quienes se preocupan por la fortaleza de las instituciones democráticas en la todavía joven democracia de España en medio de esta crisis, en particular la capacidad para discutir y debatir de manera abierta sobre estos temas y sobre las acciones de los poderosos, ya sean los bancos, el Gobierno o los medios de comunicación. Afortunadamente, España cuenta con una larga lista de grandes poetas y novelistas que han sabido captar y comunicar las vicisitudes de su historia.
Federico García Lorca y Miguel Hernández se encuentran entre las voces que reseñaron la Guerra Civil de España. El cantautor Joan Manuel Serrat ha sido una de las consistentes voces de la transición española a la democracia. El poeta, profesor y columnista Luis García Montero es otro.
En Una forma de resistencia, García Montero utiliza una ironía deliciosa, humor y humanidad para explorar el significado de “las cosas” que constituyen su vida, su felicidad y su historia.
Estado de ánimo de un pueblo
Sus capítulos llevan títulos simples, pero logran profundizar en sentimientos complejos. Espejos, Plumas, Gafas, Nevera se vislumbran como objetos encantadores de la vida misma del poeta y de su forma de pensar, pero que también conectan con la historia, la política y la cultura popular de España.
Las escenas personales reflejan el estado de ánimo de todo un pueblo frente a la crisis nacional y tratan de comprender cómo se llego a la crisis y cómo salir de ella. Se trata de hacer las conexiones personales con el pasado para entender el futuro.
En El cristal, el personaje kafkiano Luís García Montero, que se ha convertido en una copa, se esfuerza por adaptarse a su nuevo estado y trata de charlar con los platos sucios, que son ya sus compañeros en la mesa en la mañana después de la cena. Pero el esfuerzo termina abruptamente, cuando su esposa, sin reconocerle y todavía medio dormida, lo coloca sin más en el lavavajillas. “En la cabeza de Luís daba vueltas la intuición de un vocabulario callado”.
Esa es la clave. Lo peor para España seria el vocabulario callado, el silencio ante los debates, las conversaciones y la lucha para entender la crisis actual y cómo solucionarla.
La periodista estadounidense Katie King
(*) Katie King (Seattle, Estados Unidos) es escritora, editora, profesora de periodismo y traductora literaria. Actualmente trabaja como Gerente de Productos para MSN en Londres. Anteriormente trabajó para la agencia de noticias Reuters, como corresponsal jefe en México, América Central, Panamá y Brasil.
King se graduó en 1985 en la Universidad de Columbia (Nueva York) con un Máster en Periodismo. Ha sido becaria Nieman en la Universidad de Harvard (1993-94). Es miembro del consejo directivo de la Online News Association en Washington D.C. del Index on Censorship de Londres, y de la Fundación Nieman de Harvard. Enseñó periodísmo en la George Washington University, de Washington D.C. Es traductora para Words Without Borders.





No hay comentarios:

Publicar un comentario