sábado, 21 de abril de 2012

Conferencia de Carmen Calvo, Mujer y Ciudadanía

“El feminismo está aún por empezar”, según Carmen Calvo 

La exministra de Cultura habló en la Escuela de Ciudadanos del camino de la mujer hacia la igualdad “en una democracia con un gran defecto de fábrica”

“Avanzaremos cuando pongamos la agenda de los problemas reales en la agenda política”, afirmó la Catedrática de Derecho Constitucional ante un auditorio con muchos hombres

Vista general del Castillo de Pilas Bonas, donde se celebró la conferencia de Carmen Calvo.

E.C. / Reportaje gráfico de José Antonio Romero y Pilar Román

Carmen Calvo analizó en Manzanares el largo camino hacia la igualdad recorrido por la mujer. En una de las conferencias más aplaudidas en los cuatros cursos de la Escuela de Ciudadanos, la exministra de Cultura y Catedrática de Derecho Constitucional habló en el Castillo de Pilas Bonas del “gran defecto de fábrica” que, a su juicio, tiene la democracia y que origina el feminismo, aunque expuso que éste aún no ha empezado y lo conseguido hasta ahora “ha sido una cuestión de justicia y coherencia”.



La profesora, que resaltó la alta asistencia de hombres al acto, lamentó que ochenta años después de la lucha de Clara Campoamor por el sufragio universal nos encontremos con las grandes leyes de igualdad recurridas ante el Tribunal Constitucional. Explicó que siendo la causa de la igualdad tan justa, evidente e incontestable, “es muy lenta porque hay muchos obstáculos” por lo que abogó por otro modelo de visión de la vida. “No se puede sostener un modelo nuevo mientras no se desmonte el anterior. Hay que sacar unas ideas para colocar otras”, afirmó en Manzanares.


Román Orozco, director de la Escuela de Ciudadanos, escucha
la intervención de la exministra de Cultura, Carmen Calvo.

Puesto que los problemas se lidian tanto en el terreno público como en el personal, Calvo dijo que la mujer no avanzará hasta que no se coloque la agenda personal, “la de los problemas reales”, en la agenda política. A su juicio, esa es la gran agenda, la del uso del tiempo. “Si tuviera una varita mágica, cambiaría los horarios de este país. El verdadero debate es que no tenemos horarios compatibles con la verdadera vida”, expuso la ponente, que considera que esto se hace a costa de las mujeres “con muchas más horas de trabajo en ese otro lado en el que no se quiere entrar”.

Por ello afirmó que el feminismo no ha empezado todavía. “Empezará el día en que muchas mujeres estemos cómodas y con tradición en el ejercicio de poder, y coloquemos cosas diferentes en la política”. “Hasta que no sea normal no podremos sacar nuestra agenda, que es distinta”, añadió la exministra.

La lucha por el voto, una artesanía de las mujeres

Carmen Calvo se remontó a finales del siglo XVIII, tras la Revolución Francesa, cuando la constitución jacobina habla de libertad e igualdad pero no saca de su yugo a la mujer, más de la mitad de la población. “La democracia nace con ese gran defecto de fábrica y las revolucionarias inician el feminismo”, agregó.

Repasó después la historia del feminismo español, que se marcó como primera meta entrar en el circuito del conocimiento antes que en el político. Y llegó a pleno siglo XX, cuando las mujeres lucharon por su voto. “Fue artesanía abriéndonos paso solas”, dijo antes de citar a Clara Campoamor.


La exministra de Cultura repasó la historia del feminismo.
Contó que en 1978, por dignidad, las diputadas se ausentaron cuando se votó el artículo relativo a la sucesión en la Corona, y recordó cómo hasta hace unos años, la derecha española se ha opuesto a la ley de cuotas o a las grandes leyes de igualdad, gracias a las que dijo, los parlamentos están constituidos aproximadamente con la mitad de hombres y de mujeres. Y según Calvo, “si alguien cree que puede ser demócrata sin luchar por esto, que se lo revise”.

La fuerza y pasión que puso la ponente en sus argumentos calaron entre las más de 130 personas que siguieron la conferencia, que varias veces rompió en aplausos. No obstante, dijo que la igualdad es su tema favorito. Para la catedrática cordobesa, este asunto “sigue sin ser el corazón de la democracia” y se preguntó qué ocurriría si las trece mujeres asesinadas en lo que va de año por sus parejas fuesen víctimas de ETA. “Tendríamos un gran debate nacional”, contestó.

“Ser demócrata es previo a tu ideología”

Calvo se definió, por este orden, como una demócrata y una feminista en el socialismo español. Indicó que en España ha habido un fallo de pedagogía del gran cambio de la dictadura a la democracia, a diferencia de lo ocurrido en Inglaterra o Francia, donde los ciudadanos primero se consideran demócratas –“es un carácter que te obliga a no sentirte amenazado porque el otro sea diferente”, dijo- y luego unos son de una u otra ideología. “De eso andamos mal los españoles, como muestra el aparato eléctrico que hay en la política nacional”, precisó.

Y sobre el recorte de derechos, ya en el turno de preguntas, dijo que la derecha no tiene por qué alterarse tanto por algunos asuntos. “El Estado tiene que entrar en el terreno de lo personal, pero respetando las libertades”, en alusión al aborto. Añadió que el Ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, destrozará una ley “que lo único que le dice a las españolas es que tienen las mismas posibilidades que otras ciudadanas europeas de elegir su maternidad”. “Las personas no somos iguales, lo que queremos es ser tratados todos de la misma manera para ser libres”, concluyó Carmen Calvo.

EC condena la pintada en la sede del PP

El director de la Escuela de Ciudadanos, Román Orozco, tras agradecer el patrocinio de Unicaja, Cadena Ser y Diputación Provincial -cuyo presidente, Nemesio de Lara, asistió a la conferencia- mostró en su nombre y en el de la entidad que preside su condena al “acto de incivismo” ocurrido el pasado jueves en la fachada de la sede del PP local “con una pintada repugnante” que queda fuera del diálogo democrático en el que cree esta asociación.

La próxima conferencia, para clausurar el IV curso, será el 18 de mayo a cargo del escritor y periodista Juan Cruz.


Album Gráfico

En el centro, Julián Nieva, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Manzanares,
 y Nemesio de Lara, presidente de la Diputación de Ciudad Real.


Carmen Calvo atiende a los periodistas.
Mercedes Cantalejo, asistenta a la conferencia, conversa con Carmen Calvo.
Carmen Calvo y Román Orozco.
En el Castillo de Pilas Bonas, los periodistas entrevistan a Carmen Calvo.
La conferencia de Carmen Calvo fue una de las más aplaudidas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario