lunes, 24 de febrero de 2014

VI Curso 2013-2014: Pepa Bueno & Jose María Izquierdo

Vista general del salón del Castillo de Pilas Bonas

Más de 350 personas siguieron el apasionante cara a cara entre Pepa Bueno y José María Izquierdo

Bueno: “Los periodistas ejercemos nuestro trabajo en uso de la libertad de expresión, pero somos el instrumento necesario para que el ciudadano ejerza su derecho a la información”

Izquierdo: “El periodismo es también denuncia y es necesario porque alguien tiene que hacer esa labor de vigilancia del poderoso”

Bueno: “El buen periodismo no se puede hacer con dos pesetas y con plantillas precarizadas”

Izquierdo: “Hay que hacer un periodismo que aporte información, datos y cosas que el ciudadano no sabe, y por lo que merecería la pena pagar”

Pepa Bueno habla y Román Orozco y José María Izquierdo la escuchan. 

E.C.

Reportaje gráfico José Antonio Romero Gómez-Pastrana

Gracias al ejercicio de su derecho de libertad de expresión y a su capacidad de jerarquizar las noticias, los periodistas son el instrumento necesario de nuestra democracia para garantizar el derecho a la información.

Ésta fue una de las reflexiones expuestas la noche del viernes 21 en Manzanares (Ciudad Real) por los periodistas Pepa Bueno y José María Izquierdo, que protagonizaron un interesante cara a cara en el VI Curso de la Escuela de Ciudadanos que dirige el también periodista Román Orozco, que moderó el concurrido acto.

Más de 350 personas, algunas procedentes de provincias como Granada y Jaén, llenaron el patio del Castillo de Pinas Bonas con motivo de este cara a cara sobre “el periodismo necesario” a cargo de Pepa Bueno, directora de Hoy por Hoy, el programa líder de la radio española, y del veterano José María Izquierdo, que mantiene la sección El ojo izquierdo en el citado espacio de la Cadena Ser y que atesora una dilatada experiencia. Ha sido director adjunto de El País y director de informativos de Cuatro y CNN+.

La gente, regla de oro

Sobre la utilidad del periodismo y de los periodistas planteada por Román Orozco como primera cuestión, José María Izquierdo dijo que la razón de ser del periodismo es la de contar historias. A su juicio, la regla de oro que los periodistas deberían marcarse en la frente es que la gente sea la protagonista de la noticia. “Contar a la gente lo que le pasa a la gente”, como explicó en su día Eugenio Scalfari, director del diario italiano La Repubblica.

Los periodistas deben hacer “el marcaje de los poderosos”, en opinión de Izquierdo. “El periodismo es también denuncia y es necesario porque alguien tiene que hacer esa labor de vigilancia del poderoso”, afirmó antes de abundar en la necesaria y fundamental capacidad de seleccionar y de elegir, de jerarquizar la información.

Pepa Bueno: el periodismo goza de buena salud

Pepa Bueno, que a pesar de la crisis de las empresas periodísticas dijo que el periodismo goza de una salud espléndida y es más necesario que nunca, explicó que la abundancia de información que tenemos hoy día nos oculta la verdad, y resaltó la figura del periodista como ese alguien que hace falta para que ilumine cada día lo que está pasando en el mundo, ponga en relación unos hechos con otros y sirva un relato coherente, honesto y ajustado a la realidad.

"Nosotros ejercemos nuestro trabajo haciendo uso de la libertad de expresión, pero en realidad somos el instrumento necesario para que ustedes ejerzan su derecho a la información”, añadió la periodista extremeña, para quien la primera función de los profesionales de los medios es contar lo que pasa con veracidad y rigor, distinguiendo dónde acaba la información y dónde empieza la opinión.

Contundencia ante el poder

En segundo lugar, Bueno dijo que el respeto a las personas debe transformarse en contundencia hacia el poder y ejercer de contrapoder, “ver dónde hay una trampa y señalarla”.

“Es una responsabilidad tan grande que hacen del periodismo una profesión imprescindible, y en este momento más que nunca”, según Bueno, que también hizo autocrítica y se preguntó dónde estaban mirando los periodistas cuando se fraguaban todos los desmanes de la burbuja que nos ha llevado a la actual situación, razón a la que achaca que muchos ciudadanos los hayan considerado como parte del sistema.

Izquierdo: preguntar más, opinar menos

“Y si se supo algo, fue también gracias a los periodistas”, apuntó Izquierdo, que mostró su preocupación por lo poco que preguntan ahora los periodistas. “Los jóvenes periodistas cada vez opinan más y preguntan menos. Les cuesta informar. Lo primero que deberían aprender es cómo cubrir un incendio, la quinta esencia del periodismo, y preguntar a la gente”.

Y es que según Pepa Bueno, “se está perdiendo el amor por la noticia”, y cuando ahora todo está a golpe de click, no se hace el esfuerzo de buscar el dato preciso. “Se han perdido gestos que los periodistas analógicos teníamos interiorizados”, dijo antes de romper una lanza en favor de los jóvenes, muy formados, pero sin el apoyo en las redacciones de los veteranos de los que pueden aprender, expulsados de ellas por la crisis víctimas de los ERE.

Ideología y partidismo

Plano medio del salón del Castillo de Pilas Bonas

La ideología y objetividad, frente al partidismo, del periodista fue otro de los asuntos sobre los que reflexionaron Izquierdo y Bueno en Manzanares. “No nos podemos amputar una parte del cerebro, pero eres un profesional con honestidad para hacer tu trabajo con pluralidad”, señaló la periodista. O como añadió Román Orozco, el partidismo es tu camiseta, pero la ideología es tu piel. La primera te la puedes quitar y cambiar, pero la piel no. 

Para Izquierdo, hay que respetar los hechos y no partir de apriorismos. “Si tergiversas un dato por ideología, estás haciendo mal periodismo. Ser objetivo es respetar los hechos y los datos, saber unirlos y darles un sentido. Si no lo haces, los dejas en un limbo y no eres objetivo. Hay que explicarlos”, apostilló. Pepa Bueno añadió que el periodista no es un registrador de datos o un notario, por lo que debe ponerlos en un contexto y compararlos.

Ambos entusiasmaron al auditorio con sus reflexiones durante una hora y cincuenta minutos. Buena parte de los asistentes permanecieron en pie durante todo el acto, ante el abarrotamiento del salón.

Presiones hacia el periodista

Vista parcial del salón

Bueno e Izquierdo reconocieron que las presiones existen tanto en los medios públicos como en los privados y hablaron de los valores de los distintos grupos editoriales, que se identifican más con una ideología o con otra.

Izquierdo, especialista en analizar a la prensa más conservadora, como ha demostrado en sus libros y en El ojo izquierdo, dijo que no hay en ningún sitio una prensa tan derechas como la española, capaz de unir lo peor del fascismo con lo peor del tea party. “A veces es imposible pensar que no hablan en broma”, añadió al respecto.

Columnistas y tertulianos, la falta de un control de calidad en favor del control político, la desaparición de los medios públicos o la necesidad de una prensa de pago para garantizar la calidad periodística, fueron otros de los asuntos tratados.

“Hay que hacer unos medios que le den al público otro punto de vista, que aporten información, datos y cosas que no sabe, eso por lo que merecería la pena pagar”, apuntó Izquierdo.

“No se puede hacer con dos pesetas y con plantillas precarizadas” abundó Bueno, quien dijo que de esta crisis saldremos con periodismo de calidad “o no saldremos”.

Dialogo con los ciudadanos

Lateral del salón del Castillo, también abarrotado.

En el participativo turno de preguntas del público, ambos profesionales dijeron que a los periodistas le corresponde desvelar cosas, pero que las dimisiones derivadas de esas denuncias, sobre todo en casos de corrupción, corresponden al protagonista de la noticia.

También salieron a la palestra las ruedas de prensa sin preguntas o en plasma, “que no son ruedas de prensa”, los recientes y futuros cambios en la dirección de los grandes periódicos, la buena salud de los oyentes de radio y la inmediatez de este medio, por encima de Internet, según los ponentes.

Del fenómeno de blogs y webs, Izquierdo dijo que son una oportunidad extraordinaria para los periodistas. “Los transatlánticos (grandes medios informativos) son importantes en la información, pero no tienen la rapidez ni la capacidad de giro de las lanchas. Lo que no hay que hacer es que las lanchas se crean que son trasatlánticos, porque van a hacer el ridículo”, aconsejó el periodista antes de terminar con una cita de su libro Para qué servimos los periodistas, en la que afirmó que una sociedad informada es más fuerte y que cuanto más ignoramos, más débiles somos.

Vista general del salón del Castillo. Habla Pepa Bueno.
Enlaces:

Con el Álbum del cara a cara

Otros artículos publicados en el blog sobre Pepa Bueno y José María Izquierdo: "El periodismo necesario, un apasionante cara a cara..." y "Pepa Bueno y José María Izquierdo, cara a cara en la Escuela de Ciudadanos".

1 comentario:

  1. Un privilegio haber podido asistir al debate entre Pepa y el maestro José Maria Izquierdo.
    Enhorabuena a los organizadores por tan magnifica elección.

    ResponderEliminar