sábado, 23 de febrero de 2013

V Curso 2012-13: debate eurodiputados, crónica del evento

Vista general del salón del Castillo de Pilas Bonas

Temas a Debate: ¿Nos interesa esta Europa?


Dos vicepresidentes del Parlamento europeo creen necesaria la reconstrucción de la Unión Europea 

Miguel Ángel Martínez (PSOE) 
“Sin Europa estamos condenados a dejar de existir, a la irrelevancia más absoluta”

Willy Meyer (IU) 
“Europa no puede ser un consejo de administración de la banca y las multinacionales que nos dictan lo que tenemos que hacer"

Cristina Gutiérrez-Cortines
Ausencia de última hora de la eurodiputada del PP en el debate, que pidió disculpas a los organizadores


E.C.



Reportaje gráfico por José Antonio Romero Gómez-Pastrana y Pilar Román

Los eurodiputados españoles Miguel Ángel Martínez (PSOE) y Willy Meyer (IU) coincidieron en la necesidad de “reconstruir” o “refundar” el proyecto europeo ante el rumbo que sigue la actual Unión Europea.

Lo dijeron en el debate ¿Nos interesa esta Europa? organizado en la noche del viernes 22 de febrero en Manzanares por la Escuela de Ciudadanos. Brillantemente moderado por el periodista Eduardo San Martín, tuvo la ausencia de última hora de la europarlamentaria del PP Cristina Gutiérrez-Cortines.

El director de la Escuela de Ciudadanos, Román Orozco, leyó en la presentación del acto la carta de disculpa que la eurodiputada popular envió horas antes al moderador del debate comunicando que no podía asistir por el fallecimiento repentino de una amiga íntima en Bruselas. (Ver información al final de esta crónica).

Lección de europeismo

El acto resultó una lección de europeísmo, que se inició con la noticia del día: las negativas previsiones de déficit en 2014 que Europa hizo para España el mismo viernes 22, ampliamente comentadas por los dos vicepresidente del Parlamento Europeo, Miguel Ángel Martínez y Willy Meyer.

Martínez señaló que hay que relativizar esa cuestión. “Las opiniones de la Comisión Europea sobre España hay que tomarlas con distancia”, afirmó.

Para Meyer, si con el estrangulamiento social que existe en España siguen esas previsiones, queda claro que no se puede salir de la crisis sobre la base de la austeridad, al contrario de lo que ha hecho Estados Unidos con una inyección de miles de millones de dólares por parte de su Reserva Federal.


Román Orozco, director de la Escuela de Ciudadanos, durante su intervención
Negocio de unos pocos

Meyer dijo que esta Europa no interesa tal como está diseñada y construida “porque es una Europa no pensada por los ciudadanos, sino pensada para el gran negocio de unos pocos”.

“Europa no puede ser Europa S.A., ni un consejo de administración de la gran banca y de las grandes multinacionales que nos dictan con un gran sufrimiento y una gran humillación lo que tenemos que hacer en el sentido de perder empleo, de no tener servicios públicos de calidad y llevarnos a cuotas económicas de 1940”.

Por lo tanto, para el representante de Izquierda Unitaria Europea, la única salida es refundar el proyecto europeo apelando a la ciudadanía en un proceso constituyente que posibilite unas elecciones europeas para elegir un gobierno europeo.


Sin Europa, la irrelevancia

Para Miguel Ángel Martínez “sin Europa estamos condenados a dejar de existir, a la irrelevancia más absoluta”. Dijo que Europa no es una buena idea ni un capricho, “es la condición indispensable para poder seguir viviendo y mejorar, en la medida de lo posible, nuestro nivel de vida y de progreso como lo hemos mejorado en este país gracias a nuestra incorporación a la construcción europea”.

Sin embargo, el veterano socialista considera que Europa deja de interesar en la medida en que pierde su identidad “y de ser un proyecto solidario, se convierte en un proyecto insolidario que lleva a que Europa no cuente en el mundo y sea una Europa de naciones que se reúnen exclusivamente para repartirse el pastel sin tener un proyecto común de cómo crecer, cómo mejorar y cómo jugar en el mundo con identidad propia”.

Por ello, respondiendo al título del debate, ¿Nos interesa esta Europa?, Martínez afirmó que esta Europa “que están construyendo unos cuantos interesados, ni nos convence ni nos interesa”.


Vuelta a la tortilla

“Siendo indispensable Europa y no convenciéndonos ésta, nuestra vocación tiene que ser cambiarla para hacer aquella Europa que nos ha venido conviniendo y la que puede convenirnos de ahora en adelante”, declaró a los medios.

Con dos terceras partes del Parlamento Europeo con representantes conservadores, tanto Martínez como Meyer resaltaron la importancia de las elecciones europeas del próximo año, aunque el eurodiputado socialista dijo que, para cambiar las cosas en Europa, primero deben cambiar en los respectivos países “y darle la vuelta a la tortilla”, por lo que no se explicó cómo es posible que Berlusconi pueda tener este domingo unos resultados decentes en Italia.


 Miguel Ángel Martínez, Eduardo San Martín y Willy Meyer. 

La socialdemocracia como alternativa


El debate también se centró en la socialdemocracia. Meyer pidió que ésta recupere su discurso “o tendremos tragedia para rato”, y lamentó que la socialdemocracia gobierne en Grecia con la derecha o que los comisarios europeos socialdemócratas no se planten. “Es muy importante el rearme ideológico de la izquierda”, señaló el eurodiputado de IU.

Martínez también mostró sus temores a que el discurso insolidario de Ángela Merkel haga a los socialdemócratas alemanes perder su identidad en las elecciones de aquel país.

No obstante, dijo el socialista que o la socialdemocracia nos saca de esta situación “o no lo resuelve ni Dios”, aunque para ello haya que aprender de errores, como creer que la devaluación era de izquierdas y que había que acudir a la deuda para hacer esas políticas en lugar de obtener el dinero de quienes lo tienen.

Conclusiones

Como conclusión, Meyer apostó por apelar a la ciudadanía para que ésta decida y por dejar atrás la Europa que desde el Tratado de Maastricht (1993) ha hecho creer que se podía crecer desregulando el mercado y privatizando sectores estratégicos, “lo que nos ha llevado a un callejón sin salida”.

Para ello pidió que el principal partido europeo no sea la abstención, que si un gobierno no cumple su contrato sea sometido a referéndum y que Europa se quiete el corsé que dice que al mercado no se le puede tocar. “O miramos a otro lado o intervenimos”, señaló.

Por su parte, Martínez, concluyó que la Unión Europea ha sido el proyecto de más progreso social de la historia de la humanidad y que debe ser un actor global significativo, por lo que abogó por ampliar la democracia y la participación, y por regular los mercados mediante la unión política y fiscal. Y frente a quienes se movilizan contra el desmantelamiento social, Martínez pidió que tengan conciencia de qué mayoría política fue responsable de su “mantelamiento”.

Solidaridad, palabra clave

Como viene siendo habitual en cada sesión de la Escuela de Ciudadanos, el público tomó la palabra para preguntar a los invitados. Se habló de solidaridad, de déficit democrático, de presupuestos, de Cataluña y hasta de la jefatura del Estado.

Para Miguel Ángel Martínez, la “solidaridad” es la palabra clave, por lo que hay que recuperar la Europa preocupada en no dejar a nadie en la cuneta. Aprovechó para decir que las instituciones europeas no son un maremágnum y que el sistema democrático es el menos malo de los sistemas, que la herramienta democrática son las elecciones.

“Los que hablan de déficit democrático son aquellos cuyas ideas no tienen el apoyo del pueblo o los que no les gusta la democracia”. Del presupuesto europeo dijo que considerar que es bueno para España porque recibimos más fondos de los que aportamos “es una interpretación cateta” ,ya que la aspiración debe ser la de jugar en primera “y con lo que vamos a recibir caeremos a tercera”.

El diputado socialista rechazaba así el argumento esgrimido por el presidente Rajoy, tras la cumbre en la que el Consejo aprobó las perspectivas económicas para el periodo 2014-2020. 

El eurodiputado Willy Meyer de Izquierda Unitaria Europea.
Democracia participativa

Willy Meyer dijo que el presupuesto europeo no es bueno para España. “Es la primera vez que se amplía la Unión y que el presupuesto baja”, afirmó. También aclaró que, siendo marxista, entre la política keynesiana de Obama y la neoliberal de Merkel se queda con la del primero. Pidió democracia participativa que permita elegir en España al jefe del Estado y referéndums vinculantes como en otros países.

Como réplica, Martínez dijo que a la democracia no hay que adjetivarla, que por experiencia histórica no se puede someter todo a referéndum –“¿se imaginan si se hace uno sobre la pena de muerte y tiene mayoría a favor?”, puso como ejemplo- y mostró su recelo a que la elección de un jefe de Estado pudiera traer “a algún personaje con bigote”.

Cataluña: El enemigo es el capital

Preguntados por la postura de la Unión Europea ante la propuesta soberanista de Cataluña, el eurodiputado de IU dijo que el problema de Cataluña no es España, “es el capitalismo”.

Expuso que ninguna aventura independentista tiene lógica y que la UE no va a reconocer a nadie que se pronuncie contra la constitución de su país, aunque dijo que reconoce que el derecho a decidir debe hacerse desde una reforma constitucional.

Martínez coincidió al respecto e incidió en que un Estado que se escinde pasa a ser un país tercero y debe pedir su ingreso en la UE y obtener un respaldo unánime, por lo que corroboró lo expuesto por Meyer en cuanto a que este órdago soberanista ha sido una cortina de humo para ocultar el fracaso de las políticas de Artur Mas.


El eurodiputado Miguel Ángel Martínez de Alianza Socialista de Progresistas y Demócratas.

Gutiérrez-Cortines se disculpa:
“No es mi estilo retirarme a última hora”

“No es mi estilo retirarme a última hora de una convocatoria de este tipo, sabiendo el esfuerzo que se ha hecho para la organización”, señala en la misiva que la diputada Gutierrez-Cortines dirigió al moderador del debate, Eduardo San Martín, y que fue leída al comienzo del acto por el director de la EC, Román Orozco. Y añade la diputada: “por ello, os pido disculpas y pido que tengáis a bien excusarme ante el público y los organizadores”.

La eurodiputada madrileña expresa en su carta que le “hacía mucha ilusión” participar en el debate, “Me había leído muchos documentos para poder hablar de Europa y de esa región con autoridad”, añade.

“Incluso estaba preparada con mi máquina de fotos para continuar con los estudios que llevo muchos años haciendo sobre las ciudades de la Mancha”, concluye. La Escuela de Ciudadanos tiene su sede social en Manzanares (Ciudad Real).

Gutiérrez-Cortines había confirmado su presencia el 2 de febrero. Unos días después remitió a la EC una fotografía suya, que es la que aparece en el cartel anunciador del debate.

La EC agradece a la diputada Gutiérrez-Cortines haber aceptado nuestra invitación, después de que el participante inicialmente previsto, el secretario general del Partido Popular Europeo, el diputado Antonio López-Istúriz, se descolgara del debate el 22 de enero “por motivos de agenda”.

López-Istúriz había confirmado su presencia en el debate el 13 de septiembre del pasado año y la reconfirmó en otras dos ocasiones, al igual que los otros comparecientes.

El periodista Eduardo San Martín ejerció de moderador en el debate.
Falta la voz de la derecha

La Escuela de Ciudadanos lamenta que faltara la voz de la derecha europea en este debate que, sin embargo, fue seguido con la máxima atención por unas 250 personas que escucharon y preguntaron a los dos debatientes durante dos horas, en una fría y lluviosa noche de invierno.

A lo desapacible del tiempo, hubo que sumar un percance que tuvo lugar un día antes en una de las torres del Castillo de Pilas Bonas, el histórico recinto donde se celebran las actividades de la Escuela de Ciudadanos desde que el gobierno del PP, surgido tras las elecciones municipales de 2011, negara el uso de la Biblioteca Pública Municipal y rechazara toda colaboración con nuestra asociación.

Por ello, Román Orozco tuvo palabras de especial agradecimiento hacia al propietario del castillo, Hilario Tolosa, por hacer posible el debate del viernes y todos los actos celebrados en el curso pasado y en lo que llevamos de este V Curso.

Por otro lado, el daño causado a una parte de la muralla exterior no afecta para nada al normal funcionamiento de todas las instalaciones del establecimiento hostelero.


Durante dos horas, los ciudadanos atendieron el debate 

Wyoming, el 15 de marzo

En ese sentido, Orozco anunció al final del debate sobre Europa que el próximo día 15 de marzo se celebrará en ese mismo lugar la conferencia de El Gran Wyoming. Como en todas las actividades que organiza la EC, la entrada será libre. 


Unas 250 personas asistieron al debate sobre España y la Unión Europea
Enlace al álbum gráfico del debate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario