miércoles, 21 de noviembre de 2012

Temas a debate: La calidad de la democracia

El sueldo de los diputados
El Coordinador Provincial de IU Ciudad Real, Miguel Ramírez, cree que Cospedal es la avanzadilla de la involución democrática que estamos viviendo


E.C.
Acogemos una nueva aportación al debate sobre la supresión del sueldo de los diputados, aprobada por las Cortes de Castilla-La Mancha, a propuesta del Gobierno que preside María Dolores de Cospedal (PP).
Miguel Ramírez Muñoz, Coordinador Provincial de IU Ciudad Real, argumenta en su artículo que, al suprimir el sueldo a los diputados, Cospedal legaliza el uso de información privilegiada y por tanto la corrupción.
Con esta opinión, hemos recogido en este blog los puntos de vista de los partidos representados en Manzanares, sede de la Escuela de Ciudadanos: PSOE, UPyD, IU, LIM, es decir, desde la izquierda a la derecha liberal. Falta la opinión del PP, cuya presidenta ha sido invitada a participar en el debate, sin que hasta ahora haya respondido a nuestra invitación.
Abrimos esa invitación a todos los ciudadanos que quieran exponer su punto de vista.

--0--

Democracia para ricos,
dictadura contra los pobres

Al compatibilizar el cargo de diputado con la actividad privada, en cierta manera Cospedal legaliza el uso de información privilegiada, es decir, legaliza la corrupción

Con la reforma del Parlamento, el poder ejecutivo tiene todo el poder: hace las leyes, las ejecuta y nombra y dirige al poder judicial que debe vigilar de su cumplimiento. Es la Dictadura perfecta


Por Miguel Ramírez (*)
Vaya por delante que, en mi opinión, ningún diputado debería cobrar por despedir maestros, médicos, cerrar centros sanitarios, colegios, casas de acogida de mujeres maltratadas, recortar prestaciones por desempleo y becas de hijos de trabajadores, o privatizar la sanidad y la Universidad Pública.



Igual que tampoco deberían cobrar los diputados que han favorecido amnistías y paraísos fiscales como las SICAV (Sociedades de Inversión de Capital Variable), la desaparición del Impuesto del Patrimonio y el de Donaciones y Sucesiones, quienes han ido favoreciendo la descapitalización del Estado con reformas fiscales, y la pérdida de soberanía mediante reformas constitucionales con agosticidad, y de espaldas al soberano, el pueblo español.
Cospedal legaliza la corrupción
Pero una cosa es criticar, y con sobrada razón, lo que deshacen nuestros representantes ciudadanos en el Parlamento, y otra cosa muy distinta es que los diputados no tengan dedicación exclusiva a su labor parlamentaria, y que puedan compatibilizarlo con su “actividad privada”, pues en cierta manera estamos legalizando, por ejemplo, el uso de información privilegiada, es decir, COSPEDAL QUIERE LEGALIZAR LA CORRUPCIÓN.
Es importante diferenciar esto, pues el hecho de que abogados, economistas, promotores inmobiliarios, médicos privados o representantes de diferentes lobbies, ejerzan de diputados sin un exigente régimen de incompatibilidades, significa que legislarán, pues esa es la labor de los diputados, de acuerdo con sus intereses particulares o de quienes les han subvencionado su campaña electoral, despreciando el interés general de la sociedad.
Precisamente para garantizar su independencia económica, y por tanto de su labor parlamentaria, se establecieron en su momento estas asignaciones económicas, que no salarios, mas las dietas por desplazamientos.
Podemos discutir la cuantía de estas percepciones económicas, y adecuarlas a las medias salariales reales de la población, pero la existencia de éstas es la que justifica ese exigente régimen de incompatibilidades que impida la corrupción política.
Expulsión de los trabajadores
El principal daño colateral de esta medida, y que denota su carácter clasista y cuasi fascista es que, al desaparecer esa ayuda económica, se expulsa a los trabajadores de la posibilidad de ser representante de los ciudadanos, se expulsa a los trabajadores de los centros de decisión política como son los parlamentos, se expulsa a los trabajadores de poder defender los intereses legítimos de la mayoría social que somos las capas trabajadoras.
Ningún trabajador por cuenta ajena o autónomo podrá estar pidiendo permiso en su trabajo o cerrando su negocio, cada vez que tenga que acudir a las diferentes sesiones o actividades parlamentarias, a riesgo de perder su trabajo y el medio de ganarse la vida y la de su familia.
Quizás es lo que persigan, dejar a los trabajadores fuera del poder político, para así controlarlo todo; poder económico, poder financiero, poseer los principales medios de comunicación, y por último acaparar todo el poder político, expulsando a las clases trabajadoras del Parlamento.
La Dictadura Perfecta
Esta medida también encierra una ruptura del orden constitucional, de la norma básica de cualquier democracia, ya que acaba con la división de poderes, al rebajar al Poder Legislativo a un mero agente consultivo, asumiendo el Poder Ejecutivo todo el poder; hace las Leyes, las ejecuta y nombra y dirige al Poder Judicial que debe vigilar de su cumplimiento. Es la Dictadura perfecta.
Quieren convertir el Parlamento, en el salón de un club privado inglés, en el que “honorables” hombres se lucen en alardes de discursos y propuestas, con las que pretenden mantener sus privilegios y su hegemonía, sin tener que aguantar la mirada del trabajador diputado.
Cospedal se convierte en avanzadilla de esta involución democrática, de esta restauración del sistema Canovista, en el que como en la ruleta de los casinos de Eurovegas, la banca siempre gana.
(*) Miguel Ramírez Muñoz es Coordinador Provincial de IU Ciudad Real

3 comentarios:

  1. ¿Cómo es eso de que el poder legislativo pasa a ser consultivo y que el Gobierno nombra y dirige al poder judicial? Perdón, quizá no esté yo bien informado. ¿Lo dice así el decreto aprobado, o es una deducción o pronóstico? Si fuera literalmente así debería haberse formado un revuelo informativo importante. Si es una deducción me gustaría que Miguel nos esplicase en qué se basa.

    ResponderEliminar
  2. Por qué no haceis algo de esto en Andalucía ? .. que estamos hartos ya !!

    ResponderEliminar
  3. A/A Jesús Guerrero

    Cospedal y el PP, argumentaron para justificar la retirada de la dedicación exclusiva, que en total para venir a votar una vez al més o cada dos meses, no se necesitaba estar dedicado a tiempo completo. Es decir, quieren coartar toda la capacidad del poder legislativo, y de paso frenar la iniciativa política a través de los representantes ciudadanos.

    Por eso, y en opinión de mas gente, decimos que se quiere degradar al Parlamento regional, a una cámara que se limita a convalidar lo yá emanado del Poder Ejecutivo, rompiendo la división de poderes.

    La labor de un diputado, incluso de la oposición, es fundamentalmente la de legislar, bien a través de leyes o de propuestas no de ley, además de la labor de fiscalización y control de la acción de gobierno. Para promover leyes cercanas a las necesidades de la sociedad, y adecuadas a los problemas, es necesario un contacto permanente con la sociedad civil, con el tejido asociativo y con el ciudadano.

    Todo ello necesita tiempo, desplazamientos, reuniones, encuentros y trabajo para presentar propuestas debidamente argumentadas, al igual que por ejemplo, debatir y enmendar un presupuesto, una ley, o la cuenta general.

    La degradación de los representantes de los ciudadanos, es una devaluación de la democracia, y un paso más hacia un nuevo modelo de autoritarismo.

    Espero haberle aclarado las dudas.

    Atte.

    Miguel Ramírez

    ResponderEliminar