sábado, 18 de agosto de 2012

Temas a Debate: Las televisiones públicas

El control de los medios de comunicación:
Una obsesión para el PP

“La prensa no solo es el arma más poderosa contra la tiranía y el despotismo, sino el instrumento más eficaz y más activo del progreso y de la civilización”. Francisco Zarco.

La tentación del PP de controlar los medios de comunicación públicos es una máxima de su ideario político. En Manzanares, ha cerrado los medios públicos y ha contratado un servicio privado.


Por Julián Nieva (*)

El Presupuesto de Gastos del Ayuntamiento de Manzanares que presentó el Partido Popular (PP), para el año 2012, fue de 13.529.000 euros. De éstos, poco más de 200.000 eran el coste de los medios de comunicación públicos: la radio Onda Mancha Manzanares y la televisión Canal-10TV.


Este presupuesto se aprobó en el mes de diciembre, con el voto en contra del PSOE. Sólo un mes después, el PP llevó al Pleno del mes de enero –por lo que insisto en que el alcalde Antonio López de la Manzanara está en un auténtico desgobierno-, una propuesta de cerrar dichos medios de comunicación, y con ello, proceder al despido de nueve trabajadores.

Tres propuestas diferentes

¿Qué sucedió en ese mes? ¿Qué hecho desencadenó una decisión tan precipitada? El PP no fue capaz de explicarlo en el Pleno. Esgrimió, como siempre, la cuestión económica. ¿Qué pasa, que un mes antes no sabían cuánto costaba mantener la radio y la televisión? No, no fue eso.

Al mes siguiente, ó sea, en el Pleno del mes de febrero, presentaron otra propuesta distinta para modificar la anterior. Argumentaron: “Ya no despedimos a los trabajadores fijos”; ahora, “los mandamos de conserjes a diferentes centros municipales”. Pero esto no fue un acto de generosidad del alcalde y del PP. Tomaron esta decisión por miedo a los tribunales y a las importantes indemnizaciones que debían pagar a esos trabajadores.

Para un asunto de la importancia de mantener o no los medios de comunicación públicos, el alcalde, en lugar de hablar con la oposición, como dijo en precampaña que haría con los asuntos importantes, en tres meses lleva a Pleno tres decisiones distintas sobre este tema... Y luego se molesta el alcalde cuando le decimos desde el Grupo Socialista que está en un desgobierno continuo.

El calvario del mes de enero

Aquí, en Manzanares, con este equipo de Gobierno, puede suceder cualquier cosa. No hay proyecto político, sólo, decisiones improvisadas que, en la mayoría de los casos, se soportan sobre intereses concretos, puntuales, “depende de lo que vaya entrando”. No parece fácil comprender este galimatías, ¿por qué tomaron la decisión de cerrar la televisión de esa forma?

Evidentemente, el mes de enero, fue un auténtico calvario para Antonio López de la Manzanara. La privatización del Hospital Virgen de Altagracia. Las manifestaciones multitudinarias que se celebraron en el pueblo, en las que miles de ciudadanos le exigieron, entre gritos de “alcalde dimisión”, que se oponga a la privatización del hospital. La cacerolada de más de cuatro horas que tuvo que soportar, y que concluyó con unos expedientes sancionadores, enviados a unos cuantos vecinos seleccionados “democráticamente” desde algún despacho. El Pleno Extraordinario solicitado por el PSOE para tratar este asunto en el que Antonio López perdió absolutamente el control. Y todo ello, con una televisión pública en la que los profesionales se negaban a incumplir con su obligación profesional de informar a los ciudadanos que les pagaban. Así de simple.

Penosa aportación democrática

Antonio López de la Manzanara, completamente desbordado, y sin saber cómo afrontar el problema del hospital, adopta una decisión que pasará a la historia de su penosa aportación democrática a este pueblo: cerrar la televisión y la radio públicas. Todo ello, para poco después contratar un informativo con una cadena de televisión privada, e invertir más de 6.000 euros en cada edición de un boletín municipal realizado, como reconoció el portavoz del PP, por los propios concejales. Muy democrático todo. ¿No es así, señor alcalde?

La tentación del PP de controlar los medios de comunicación públicos es una máxima de su ideario político. En Manzanares, con demócratas como éstos, -recuerden lo que pasó con la Escuela de Ciudadanos-, la tentación pasa a la categoría de obsesión. A partir de ahí, no existe solución.

(*) Julián Nieva es Portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Manzanares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario