domingo, 15 de enero de 2012

Masiva manifestación contra la privatización


Manzanares, 15 de enero de 2012
Masiva manifestación contra la privatización
Más de 12.000 personas se manifiestan en Manzanares para rechazar los planes de privatizar la gestión del Hospital Virgen de Altagracia
Los manifestantes corearon gritos de “No a la privatización”, “El hospital no es de Cospedal” y portaron carteles con frases como “¡Quieren vender nuestra salud!”
E.C.
Bajo un intenso frío, en la mañana del domingo día 15 de enero, más de 12.000 personas se manifestaron por las principales calles de la localidad manchega, según la Plataforma Hospital de Manzanares, convocante de la marcha.
La manifestación transcurrió de manera ordenada y sin ningún símbolo de partidos políticos, sindicatos u otras organizaciones sociales. Aunque eso sí, dirigentes de los principales partidos con implantación en la ciudad –a excepción del PP, que gobierna en el Ayuntamiento- participaron en la marcha.

Algunos manifestantes gritaron dónde está el alcalde, Antonio López de la Manzanara, y el portavoz municipal, Manuel Martín Gaitero, que ha protagonizado un enfrentamiento dialéctico con los miembros de la Plataforma, a los que acusó de estar contaminados políticamente.
La manifestación se inició en la Plaza del Gran Teatro, y terminó en la Plaza de la Constitución, que se llenó por completo.
Tomas Fernández Arroyo, uno de los miembros de la Plataforma, leyó manifiesto que, por su interés, reproducimos íntegramente.

La Escuela de Ciudadanos, que ha publicado diversos artículos sobre el dilema sanidad pública o privada, suscribe dicho comunicado en su integridad
--0--
COMUNICADO de la PLATAFORMA DEL
“Hospital Virgen de Altagracia” de Manzanares
Buenos días.
Me dicen que hemos salido a la calle y estamos aquí más de 12.000 personas. Bienvenidos, ciudadanos de Alhambra, de La Solana, de Llanos, de Manzanares, de Membrilla, de San Carlos del Valle y de cualquier otra localidad vecina. A todas estas poblaciones, unas 50.000 personas, nos afecta directamente la decisión adoptada por el gobierno de la Sra. Cospedal en Castilla La Mancha, de privatizar la GESTION del Hospital de Manzanares y, con ella, de todos los Centros de Salud de su área de influencia.
Enhorabuena a todos los presentes, por ejercer libremente vuestro derecho constitucional. Gracias a las asociaciones de enfermos que nos han mostrado su adhesión y gracias a todos y a cada uno de vosotros por vuestra asistencia. Gracias por vuestro apoyo cuando la causa lo requiere y el sentir colectivo lo demanda, para recordar a nuestros representantes políticos que no tienen un cheque en blanco cada cuatro años. Gracias por estar aquí, aunque a la página Web del Ayuntamiento de Manzanares, que pagamos todos, se le haya olvidado dar la noticia.
La tercera vez en 40 años
Esta es la tercera vez, en los últimos 20 años, que el Hospital de Manzanares, el hospital de todos los que estamos aquí y de muchos de nuestros antepasados, es la causa que nos ha obligado a salir a la calle.
Estamos hablando de un Hospital promovido a instancia de un manzanareño a principio de la década de los años 70 del pasado siglo. Hablamos de un hospital con gestión pública, que puso en marcha un médico muy querido, ya fallecido, que está en la mente de todos, al que siguieron otros gestores públicos. Dentro de unos meses cumplirá el Hospital su 40 aniversario, con una plantilla de más de 600 personas, de la que es fija el 85%.
Esta es la tercera vez. En las dos ocasiones anteriores fueron los ciudadanos los que, con su masiva participación pacífica, pero contundente y seria, consiguieron convencer a los gobiernos de turno, para que adoptaran las decisiones correctas. Lo conseguimos entonces y lo vamos a conseguir ahora.
Pero es necesario recordar por qué estamos aquí
Se nos anuncio la privatización por razones económicas y se nos habló de INVIABILIDAD, solo dos días después de que el Consejero de Sanidad nos expresara sus buenas referencias y felicitaciones.
El personal del Hospital se reunió en asamblea y surgió la Plataforma, con un carácter plural e impregnado de distintas sensibilidades, pero para una actuación unitaria, con absoluta libertad e independencia de criterio. La Plataforma, en contacto permanente con los profesionales y los trabajadores del Hospital, ha recabado información y actúa desde la experiencia del conocimiento del mundo sanitario y sabe lo que está diciendo,desde el principio.
No ha necesitado, ni necesita, de la tutela o recomendación de ningún partido político y, por tanto, considera ofensivo y absurdo que nuestro propio gobierno municipal, haya ido derivando sus imprecisos criterios, hacía falsas acusaciones a esta Plataforma, sobre contaminaciones políticas. No nos mueve ningún interés político, ni de otra clase y lo hemos dicho hasta la saciedad. Solo tenemos preocupación, una muy honda preocupación e incluso tristeza de ánimo, y solo tenemos temor por el presente y por el futuro de nuestra salud y de nuestro Hospital, que es la misma preocupación que tenemos todos los que estamos aquí y la que tienen otros que no han podido venir, o no lo han hecho, en el mejor de los casos, por puro prejuicio.
Una decisión política
Pero los interrogantes que tenía la Plataforma y los ciudadanos preocupados, se han ido despejando en estas últimas semanas y, hace varios días, el máximo responsable del SESCAM ha reconocido que la decisión de incluir a Manzanares, como área sanitaria única, es decir, su Hospital y todos los Centros de Salud, es exclusivamente POLÍTICA.
Que es una decisión de gobierno, que no responde a la crisis económica, sino a la implantación de un NUEVO MODELO DE GESTIÓN. Además, hemos deducido de nuestra conversación con él, que podría estar en estudio una especie de unión o COMPLEJO formado por los Hospitales de TOMELLOSO y MANZANARES, con todos sus Centros de Salud.
Estas noticias e impresiones las hemos ido transmitiendo a la población, directamente y a través de los medios de comunicación, a pesar de sospechar que hemos sido objeto de una censura parcial por parte de la Televisión Municipal de Manzanares.
El nuevo modelo de gestión
Pero que significa REALMENTE el llamado “nuevo modelo de gestión”, es decir, la “gestión privada” para el Hospital Público de Manzanares.
Pues significa PLANIFICAR, ORGANIZAR, DIRIGIR y CONTROLAR.
Y si hablamos de la gestión privada de un Hospital público, LA GESTIÓN ES EL CEREBRO y EL CORAZÓN DEL HOSPITAL.
Su función IRRADIA A TODA SU INFRAESTRUCTURA Y FUNCIONAMIENTO.
A la administración le quedaría el CONTROL de la calidad asistencial. Sin embargo, se ha comprobado que este control nunca suele ser efectivo por los intereses en juego, puesto que, por un lado, si se quiere llevar con rigor, en todos los ámbitos, los expertos recomiendan que debe crearse una estructura costosa, casi paralela con costes añadidos, y, por otro lado, si se presiona demasiado a la empresa, en detrimento de sus beneficios, se corre el riesgo de que abandone y obligue a rescatar de nuevo al Hospital para la gestión pública, como sucedió en Alzira.

Además, siempre planea el fantasma de la CORRUPCIÓN y España ya tiene suficiente experiencia en eso. Por tanto, es un riesgo conocido la falta de control suficiente y eficaz, por parte de lo público, con lo que a la GESTIÓN le falta el pilar fundamental. Los expertos también aconsejan que si no se tienen garantías sobre el resultado de un objetivo proyectado no es aconsejable aventurarse en este modelo de gestión, que se conoce como ASOCIACION PUBLICO PRIVADA (PPP) y mucho menos en cuando a la SANIDAD.
Los beneficios no revierten en el sistema
Hasta ahora, los modelos de gestión privada con origen en el Reino Unido, hace unos 20 años, se han implantado en España, en las Comunidades de Valencia y Madrid, hace unos diez años, con un resultado desigual.
La fórmula utilizada, tiene como notas principales, que se trataba de Hospitales de nueva construcción con aportación de suelo por parte de la administración y firmándose un contrato de arrendamiento por concesión administrativa, por tiempo de 20 ó 30 años con toda la gestión a cargo de la propia empresa privada, que recibirá, a cambio, por parte de la Administración pública, una cantidad de dinero o canon anual y, además, otra cantidad anual por cada habitante del área sanitaria, con independencia de su utilización, que oscila ahora entre los 500 y los 700 € por habitante.

Con estas cantidades, la empresa debía amortizar la inversión y, además, tenía que obtener beneficios para sus socios que no tienen por qué revertir y no revierten en el sistema sanitario, sino en cualquier otra clase de negocio de los dueños de la empresa
Ganar dinero
Esto es así, como consecuencia del simple y puro funcionamiento de nuestra economía de mercado y de que la finalidad de las empresas privadas es la obtención de beneficios, es decir, ganar dinero. De este modo, el dinero público que se ha venido pagando a las empresas privadas, es un hecho constatado por las experiencias conocidas que, tarde o temprano, soporta COSTES SOBREAÑADIDOS, mientras que los recortes en las prestaciones, para gastar menos, es decir, para ganar más, tiene indudables EFECTOS NEGATIVOS EN LA CALIDAD DE LA ASISTENCIA SANITARIA, que la Administración se ve impotente de controlar, por los motivos que ya hemos indicado antes.
Pues bien, en nuestro caso tenemos que hacernos la idea de que no se trata de crear un Hospital nuevo -nadie va a hacer una inversión aquí-. En nuestro caso se trata de hacer una “concesión administrativa” a una empresa privada en relación con un Hospital que
- Tiene 40 AÑOS DE HISTORIA.
- Tiene una BUENA trayectoria de GESTIÓN.
- Tiene una CARTERA DE SERVICIOS y de ESPECIALIZADES que ha sido CRECIENTE y AJUSTADA.
- Que es un Hospital VIABLE.
- Que en los últimos años siempre se ha cumplido el presupuesto y esto lo saben en Toledo.
- Y que tiene unos NIVELES de asistencia muy RECONOCIDOS: ocupa el segundo lugar en el ranking de calidad de Castilla La Mancha e incluso tiene algunos reconocimientos de EXCELENCIA.
Entonces ¿por qué Manzanares?
En nuestro Hospital todo se ha hecho con dinero público y todo está pagado. La empresa privada no tiene que construir nada. Solo RECIBIRÁ DINERO para atender bienes y servicios, porque los medios humanos, en cuanto al personal estatutario, que supone la mayor parte del presupuesto, serán pagados directamente por el SESCAM. En estas circunstancias, podemos estar seguros de que al SESCAM terminará costándole más la gestión privada que la actual gestión pública. Y ello contando con que el SESCAM, con los recortes que se han puesto en marcha, antes de privatizar la gestión, parece que está poniendo en suerte la entrada de la gestión privada y le está “limpiando la era”, como suele decirse.
Es un tópico promovido por las empresas interesadas que la gestión privada consigue ahorros en la prestación de servicios sanitarios, porque dicen que se logra una mayor eficiencia. Este tópico no se sustenta en ninguna evidencia científica.
Con una privatización como ésta se va a adelgazar lo público en sanidad y, en la misma medida, se va a engordar lo privado. No decimos que no son legítimos los negocios privados. En absoluto. Pero hay que tener mucho cuidado con la sanidad. Y sí decimos que aquí y para Manzanares, no se dan las condiciones para implantar ese sistema, si no es a costa de perder calidad asistencial. No podemos nunca perder la perspectiva de que tenemos un nivel elevado de nuestra asistencia sanitaria, como un logro y avance social importante. Nuestro sistema sanitario se asienta sobre una Ley General de Sanidad, un sistema legal de salud nacional y de las 17 comunidades autónomas, que es público, gratuito y universal y sobre una normativa unitaria de la Tesorería General de la Seguridad Social.
Qué puede hacer la empresa privada
No podemos olvidar que en una GESTION PRIVADA, la empresa que pueda ser  concesionaria, sin contar con que no siempre lo hacen empresas especializadas del sector sanitario y que, además, caben las subcontratas, dicha empresa, para obtener los mayores beneficios y disminuir costes, utilizará todos los resortes a su alcance. Puede hacer lo siguiente:
Encontrará vías para firmar acuerdos remunerados, con terceros, cobrando precios por asistencia, que puede hacer disminuir la disposición de camas para los pacientes de la sanidad pública, mediante reservas para aseguradoras o mutuas, que sean o puedan ser accionistas de la propia empresa gestora.
- Podrá ajustar hasta niveles insoportables el personal sanitario y no sanitario, aunque vaya en detrimento de la calidad asistencias.
- Podrá reducir la cantidad o la calidad del material de curas, del aparataje, de las prótesis o del instrumental quirúrgico, si hace falta.
- Para que la gestión privada sea más barata, tendrán que hacer “recortes en las prestaciones” y “selección de riesgos”, es decir, admitirá procesos cortos rentables y desviará hacia otros Hospitales con gestión pública a los enfermos con patologías más
complejas o crónicas, o a personas ancianas que son las que más utilizan la sanidad y cuestan más, provocando desplazamientos de los enfermos y sus familiares a otros Centros, con un coste añadido y un trastorno a las familias, que ahora no tiene lugar,
para las enfermedades que hoy día se tratan en Manzanares.
- Por último, también podrá disminuir el tiempo de hospitalización, para rentabilizar las camas, sin seguridad de que ello sea lo mejor.
Más gasto público y peor calidad
Estos actos, que con la gestión pública optimizada y controlada, permitirían aumentar la calidad asistencial a más bajo coste, existe el riesgo, ya conocido en otros casos, de convertirse, con la gestión privada, en aumento del gasto público y peor calidad asistencial.
La gestión privada que se pretende en nuestro Hospital NO TIENE ANTECEDENTES EN ESPAÑA, NI POR TANTO PUEDEN CONOCERSE RESULTADOS.
Se trata de UNA ESPECIE DE EXPERIMENTO, ALGO NUEVO, como ha reconocido la Gerencia del SESCAM y se han puesto a estudiar el modo en que lo tienen que hacer.
Es decir, que se ha tomado una decisión sin planificación ni análisis previo. Dicen saber lo que quieren, como objetivo, pero desconocen cómo se hace y, a la vez, pretenden que los ciudadanos acepten, sin más, una fórmula desconocida. Se quiere PRIVATIZAR LA GESTIÓN, pero no se sabe aún cómo se va a hacer.
Que no nos engañen
Lo primero que deben saber los ciudadanos, es que lo de la GESTIÓN PRIVADA DE NUESTRO HOSPITAL PÚBLICO, no es cosa de cambios sencillos, no es cosa de mera organización administrativa para la tramitación de papeles u otras actividades  complementarias. NO. Que no nos engañen.
Se nos dice que los pacientes, no van a notar, de un día para otro, cuando se haya cambiado de uno a otro modelo de gestión. Y ¿durante cuánto tiempo no se va a notar? ¿Durante unos meses? ¿Un año? Por lo que significa la gestión privada y por otras experiencias conocidas, la población notará cambios sustanciales:
- Cuando los pacientes con determinadas enfermedades, que ahora se atienden en Manzanares, sean derivados a otros Hospitales.
- Cuando operaciones importantes que ahora se realizan aquí, se hagan en otros Centros.
- Cuando se pierdan profesionales.
- Cuando se pierdan servicios.
- Cuando los enfermos oncológicos que ahora se atienden en Manzanares y son costosos, no interese atenderlos aquí.
- Cuando se haga visible unan pérdida de calidad.
Cuando estas cosas sucedan: ENTONCES SI SE VA A NOTAR. Entonces, estaremos ante una política de HECHOS CONSUMADOS que NO SE NOTA HASTA QUE SE DETERIORA. Para entonces, no sabemos si los políticos que lo han promovido seguirán gobernando, o serán otros los que lo hagan, pero el CONTRATO estará firmado para 20 ó 30 años y permanecerá.
No queremos experimentos
Por tanto, si esto es un EXPERIMENTO, no queremos experimentos con nuestro Hospital, ni con nuestra SALUD. Si no se sabe cómo se va hacer, QUE SE  ABANDONE YA ESTA INICIATIVA. Nosotros nos quedamos así, elegimos y queremos para nuestro Hospital y para nuestros Centros de Salud la GESTIÓN PÚBLICA que tenemos. Y nos queremos quedar como estamos, SIN REPRESALIAS Y SIN PERJUICIOS PARA LOS USUARIOS.
Pero queremos añadir otra cosa más, que puede doler, pero que consideramos que es una verdad. Parece que es una maldición para Manzanares y su comarca sanitaria, ser objeto de aprovechamiento o estrangulamiento por parte de otras localidades próximas.
Nuestros responsables municipales, por lo general, no han sabido o no han querido ofrecer a la población el apoyo institucional y el apoyo político, que nuestros ciudadanos han venido y vienen demandando.
Ha tenido que ser el ciudadano el que ha salido al paso de las intenciones de los gobernantes políticos sanitarios de la región o del Estado. Y, en algún caso, sin el respaldo de los gobiernos municipales de turno. También en esta ocasión.
18.000 firmas recogidas
Nuestra preocupación es la que ya han expresado, en menos de un mes de campaña, la cifra histórica de más de DIECIOCHO MIL FIRMAS RECOGIDAS. 18.000 firmas, de 18.000 ciudadanos, dirigidas a nuestros Alcaldes, para que no se distancien de la población que les ha votado directamente, para que promuevan una ACTUACION AUTÓNOMA, UNITARIA E INSTITUCIONAL en los Ayuntamientos, para que se hagan eco de esta respuesta colectiva de la SOCIEDAD CIVIL y promuevan ante el gobierno de la Presidenta Cospedal, una reflexión y un cambio de criterio y, para que PARALICE Y SUSPENDA SU INTENCIÓN DE PRIVATIZAR LA GESTIÓN DEL HOSPITAL DE MANZANARES.
Tampoco queremos FORMAR NINGUN COMPLEJO O COSA PARECIDA CON OTROS HOSPITALES, porque esta experiencia ya la hemos vivido con Alcázar de San Juan; fue nefasta y nos condujo a una gestión imposible y a unos desplazamientos y absorción intolerables.
Esto ya fue causa de otra reivindicación, de otra manifestación y conseguimos una autonomía, la que ahora tenemos y disfrutamos desde hace años, con mejora notable en todos los aspectos, y tampoco querríamos que esta autonomía se pierda, precisamente, por represalias o estrangulamientos, debido a nuestro posicionamiento.
Defender lo nuestro
Tenemos que defender lo nuestro. Lo conseguimos en otras ocasiones y lo vamos a conseguir ahora. Tenemos que decirle con claridad al Gobierno de la región, a nuestros gestores sanitarios y a nuestros gobiernos municipales que este Hospital NO SE VENDE, que este Hospital tiene una correcta GESTION PUBLICA, que NO QUEREMOS LA GESTIÓN PRIVADA PARA ESTE HOSPITAL, ni separada, ni compartida con otros Hospitales.
Que nuestro Hospital, desde hace algunos años y hoy por hoy, está siendo VIABLE, está cumpliendo el equilibrio presupuestario establecido. Está siendo BIEN GESTIONADO. La ATENCIÓN SANITARIA que se presta hoy aquí, es VIABLE, es EFICIENTE, tiene CALIDAD y todo esto ha sido reconocido incluso por quienes han decidido privatizar la gestión.
Si tenemos que mejorar u optimizar recursos, o hay que coordinar mejor los niveles de atención, o hay que ampliar nuestro área sanitaria, que se trabaje en este sentido. Pero dentro de UNA GESTION PUBLICA.

NO QUEREMOS OTRO MODELO DE GESTIÓN. Estamos bien como estamos. NO QUEREMOS EXPERIMENTOS para el futuro. Es un salto al vacío y una temeridad cambiar nuestra SEGURIDAD de hoy, que tiene GARANTIZADA UNA SANIDAD PÚBLICA, UNIVERSAL, GRATUITA Y DE CALIDAD, por UNA INSEGURIDAD PARA EL DÍA DE MAÑANA.
Esta respuesta social será siempre SOSTENIDA en el tiempo y llamaremos a la ciudadanía cuantas veces sea necesario. Tenemos confianza en que lo vamos a conseguir.
Un abrazo y SALUD PARA TODOS.
La Plataforma del Hospital de Manzanares. A 15 de Enero de 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario