jueves, 15 de diciembre de 2011

El dilema de la gestión privada de la sanidad


¡Nos vemos el día 21, miércoles, en El Menano!
Todos los miembros y simpatizantes de la asociación, los seguidores de nuestro blog, los fans de nuestra página en Facebook, tienen una cita el próximo miércoles, día 21 de diciembre, en El Menano.
Hay mucho de qué hablar: los planes para el próximo año, el contencioso con el Ayuntamiento, propuestas para el V Curso, el debate del momento: ¿un hospital público o privado?
Después de hablar, tomaremos un vino de la tierra.
Te esperamos.
Miércoles día 21 de diciembre, a las 20 horas, en El Menano. (Calle Virgen de la Paz, 20. Manzanares)
Si piensas asistir, mándanos un e-mail.
Si no puedes asistir, envíanos propuestas.
--o--
El Menano
--o--
Temas a debate
Sanidad, ¿pública o privada?
Manzanares, 15 de diciembre de 2011
Escriben los líderes locales
El anuncio por parte de la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, de privatizar la gestión de algunos hospitales de la Comunidad, entre ellos el de Manzanares, nos ha dado pie para abrir un nuevo debate en estas páginas.
Esta vez, sobre si la sanidad está o no mejor garantizada por el sector público y sobre si el sector privado gestiona mejor o no los servicios sanitarios.

Al igual que hicimos con el debate sobre la calidad de la enseñanza, publicaremos distintos puntos de vista sobre este tema y convocamos, desde aquí, a organizaciones políticas, sindicales, sociales y a la ciudadanía en general, a que nos remitan sus opiniones.
Escribe hoy Pedro María Castellanos, Responsable de Organización del Comité Comarcal Mancha Sur de UPyD.

Ya hemos publicado artículos de Julián Nieva Delgado, portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Manzanares y de Miguel Ramírez Muñoz, Coordinador Provincial de IU de Ciudad Real.

Hemos solicitado artículos al alcalde de Manzanares, Antonio López de la Manzanara y a la presidenta del PP local, Dolores Serna
--o--
El dilema de la gestión privada de la sanidad 
(“Antes de aplicar a la sanidad la tijera, aplíquense ellos el bisturí”) 
¿Por qué no “adelgazamos” la administración antes de emprender recortes en servicios básicos? 
Por Pedro María Castellanos (*)
Frente a la realidad de la crisis y su gestión, nos encontramos con la postura de los nuevos Gobiernos. Y ante esto las posiciones en contrario. ¿Quién tiene más o menos razón? ¿Los del PP con sus medidas, los del PSOE con sus reacciones?

Es mucho más que decepcionante ver cómo los “viejos partidos” se enfrentan en vanas peleas, destinadas simplemente al reproche entre los unos y los otros, blandiendo el lema del “y tú más” frente al de “interés de la ciudadanía”. Daría la impresión que ellos son actores externos y no sujetos responsables. Su modelo político de bipartidismo es idéntico, sus intereses son los mismos: “quítate tú para que me ponga yo”.
Si tan alocados e irresponsables son los resultados en salud y educación ¿por qué no acabar de una vez por todas con los 17 modelos diferentes que existen actualmente, con sus 17 gestiones, sus 17 consejeros, sus tantos secretarios y asesores de secretarios, etcétera? O dicho de otro modo: ¿Por qué no “adelgazamos” la administración antes de emprender recortes en servicios básicos? 
Un planteamiento equivocado
Centrándonos en el tema de la sanidad, ante el protagonismo que están tomando algunas voces que pretenden la paulatina privatización de este bien universal, sin que en principio se intuya lógica alguna o justificación más allá del interés de quienes nos gobiernan, a veces incluso, por encima de la propia ideología de éstos, he de decir que éste es un planteamiento equivocado.

El tratado de Maastricht, al mismo tiempo que limita el gasto público de cada país al 3% de su PIB  y establece que el endeudamiento público no debería superar el 60% del mismo, también propone un sistema de contabilidad que no contempla como endeudamiento público el contraído por empresas públicas acogidas a gestión privada,  (aunque toda su financiación sea con el presupuesto público, como es el caso de las Fundaciones Sanitarias), o por los servicios contratados por el sistema público con empresas privadas. Medidas que suponen un apoyo inestimable para el sector sanitario privado, ya que ayudan a enmascarar datos que evidenciarían la poca rentabilidad que tiene a largo plazo un sistema de gestión sanitaria privada, como el que pretenden instaurar en los hospitales de nuestra comunidad.
  
Numerosos estudios, han demostrado que los conciertos a gran escala con las entidades sanitarias privadas resultan a día de hoy absolutamente más caros. En Reino Unido, los 14 primeros hospitales de iniciativa privada de financiación, incrementaron sus costes en un 72%, algo que también se ha observado en el hospital de Alzira, en Valencia. Con todo lo anterior, podríamos deducir que con este sistema de gestión privada, el gobierno gana a corto plazo, la empresa privada y sus accionistas ganan a medio y largo plazo y son los ciudadanos los que pierden siempre.
Competencia del Estado
Desde Unión Progreso y Democracia (UPyD), abogamos por optimizar los recursos disponibles, acometer las reformas de gestión necesarias y racionalizar los gastos, medidas todas ellas que nos permitirían reducir el gasto sanitario que se ha disparado en los últimos años, asegurando así la viabilidad del sistema sanitario público actual. Si además añadimos que debería ser competencia del Estado y no de las autonomías, ahorraríamos costes y además estaríamos garantizando la igualdad de todos los españoles al acceso de una sanidad de calidad, tal y como propugna la Constitución.
La señora María Dolores de Cospedal ha dicho textualmente que ante estas medidas “allá con la responsabilidad de cada uno”. No señora, se equivoca. No es lo mismo su responsabilidad en esto, que la de quien lo critica. Aparte de estas medidas para, según ella, regenerar la vida económica y laboral, deseamos que tenga también el atrevimiento de regenerar la vida democrática para no volver a estas situaciones, ya que es evidente una responsabilidad no sólo política, de quienes nos han llevado a esta situación, tanto del PP como del PSOE, gracias al bipartidismo político que les aúpa al poder y la corrupción absoluta que les identifica. 
El caso concreto del Hospital de Manzanares
( “se abre el telón, aparece el Consejero de Sanidad, se recorta el telón” )
El consejero de Sanidad, José Ignacio Echániz, visitó el día 1 de Diciembre el hospital Virgen de Altagracia de Manzanares, donde expresó su confianza en los profesionales que trabajan en este recurso sanitario, del que dijo que tiene “muy buenas referencias”.
Echániz afirmó que desde que entró en la Consejería tenía interés por conocer de primera mano el hospital, sus servicios, a sus profesionales y a su equipo de Gerencia, sobre todo teniendo en cuenta las “buenas referencias” que le ha transmitido el actual coordinador provincial de Sanidad y Asuntos Sociales, Luis Alberto Marín, facultativo del Virgen de Altagracia, de quien dijo “que hemos tenido la suerte que se incorpore a trabajar por la sanidad castellano-manchega”.

Dos días después de la visita del señor Consejero y de los halagos que recibió el hospital por parte de este señor nos enteramos de las medidas de recortes que presenta la Junta de Comunidades. Creemos que con estas medidas se pueden ver afectados la calidad de la sanidad derivándose, más tarde o más temprano, en un desmantelamiento de servicios claves del hospital Virgen de Altagracia de Manzanares.

Son más de 30 años los que este hospital y sus profesionales han demostrado que lo que ahora es inviable es un trayecto de logros, de superación y de buen hacer, constatado por los controles de calidad, que nos han dado una de las mejores notas, si no la mejor, en satisfacción de nuestros usuarios. No entendemos cómo algo que se ha levantado con el dinero de todos los castellanos manchegos, y el esfuerzo de este pueblo, pueda pasar ahora a manos privadas, con meros principios de mercantilismo, o con afán de pasárselo al amigo de turno para que haga su negocio del año. 
Falta transparencia
Tampoco entendemos cómo desde el gobierno regional se pueda tachar de inviable un centro sanitario, de tan larga trayectoria, y construido cuando las necesidades sanitarias de la zona eran muy distintas y se daba servicio y asistencia sanitaria a una población tan extensa.

¿Se ha convertido en inviable lo que hasta hace pocos años era indispensable y más que necesario? Aún así, resulta incomprensible cómo alguien que quiera ceder, transferir, privatizar o concertar un hospital sanitario, lo vende tachándolo de inviable, reduciendo su valor y haciendo de un servicio esencial como es la sanidad un mercadeo.
Y todo esto sin contar con nadie, sin consultar o simplemente informar a la Junta de Personal del Área, del que dependen dos de los hospitales que se quieren privatizar, Manzanares y Tomelloso. Dejan la opinión y la información a los trabajadores de los centros y a los propios pacientes, en un segundo plano. 
Ni siquiera los Coordinadores provinciales de Sanidad y Asuntos Sociales de los hospitales afectados (Manzanares, Tomelloso, Villarrobledo y Almansa) habían sido informados en los días previos.
A día de hoy, no conocemos cuál es la posición del equipo de gobierno de nuestro Ayuntamiento con respecto a este tema. Es esa falta de transparencia contra la que pretendemos luchar en UPyD. Transparencia que no tuvimos cuando en Manzanares gobernaba el PSOE y que echamos de menos cuando gobierna el PP.
--o--
(*) Pedro María Castellanos es Responsable de Organización del Comité Comarcal Mancha Sur de UPyD
--o--

Manifestación en contra de la privatización

Cientos de personas mostraron su rechazo al anuncio de privatización de la gestión del Hospital Altagracia de Manzanares en la mañana del jueves día 15.
Trabajadores del centro hospitalario y vecinos del pueblo acudieron a la cita hecha por las organizaciones sindicales de Castilla-La Mancha a las 11 de la mañana.
Tras escuchar unas palabras de representantes sindicales del Hospital, realizaron una pequeña marcha por los alrededores del hospital, como refleja la fotografía.
Los trabajadores portaban pancartas y distribuyeron pegatinas en las que se leía “No privatización. Sanidad pública”. También corearon algunos eslóganes como “Este hospital no está en venta” y “Alcalde dónde estás”, en referencia al regidor municipal Antonio López de la Manzanara.
Los trabajadores del sector público castellano-manchegos han sido convocados por todos los sindicatos de la región a una manifestación el día 21 a las 17,30 horas de la tarde en todas las capitales de provincia de la Comunidad.

Manifestación en el Hospital Altagracia de Manzanares
--o--

1 comentario:

  1. A este gobierno, se le llena la boca diciendo que no se puede gastar mas de lo que se ingresa,claro con su politica neoliberal,pero se le puede demostrar lo contrario.Ejemplo:Si con un bienestar mediocre que tenemos con respecto a Europa gastamos 100 e ingresamos 90,en vez de recortar servicios ,salarios tanto en Sanidad como en Educacion, para igualar en ingresos a 90; hagan lo contrario, dejen los gastos mediocres en bienestar al 100 y tomen la decision de grabar a las gandes fortunas,a los bancos, a las SICAV,al fraude,y la economia sumergida,y veran como los ingresos se igualan a los gastos,no en 90 si no en 100 sin tener que perjudicar a las clases medias/bajas pero como digo mas arriba; esto es una politica neoliberal feroz...monte.arroyo

    ResponderEliminar